Este jueves, el Juzgado de Instrucción nº 31 de Madrid ha acordado remitir a la Audiencia Provincial de Madrid las actuaciones del denominado «caso Rato» para su enjuiciamiento tras siete años de instrucción de un procedimiento en el que se han acumulado más de 70.000 documentos.

El juez instructor, Antonio Serrano-Arnal acordó el pasado mes de junio la apertura de juicio oral contra Rato sobre el presunto origen ilícito de su patrimonio, por la que el propio Rato y otros 16 imputados se sentarán en el banquillo de los acusados el próximo 20 de septiembre por los delitos de blanqueo de capitales, corrupción entre particulares y delito fiscal, tal y como informa Vozpópuli.

La causa ha estado marcada por los continuos choques entre Rato y la Fiscalía Anticorrupción así como las dilaciones en la instrucción. El expresidente de Bankia se ha quejado durante todos estos años de la dificultad que ha tenido a la hora de defenderse al no tener acceso a todo el material de la causa.

Rodrigo Rato, otra vez a punto de sentarse en el banquillo
Rodrigo Rato, otra vez a punto de sentarse en el banquillo

«En esta causa se ha producido una situación absolutamente anómala»

De hecho, tras la apertura oral de la causa, el vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía durante toda la etapa de gobierno de José María Aznar, presentó el pasado mes de mayo ante el juzgado un escrito de defensa en el que expuso que en esta causa se ha producido una «situación absolutamente anómala» ya que los acusados no han tenido acceso a un material en el que trabajan desde hace años la UCO de la Guardia Civil y el Ministerio Público.

La Sección vigesimotercera de la Audiencia Provincial de Madrid, encargada de resolver los recursos de esta causa, le dio la razón sobre este asunto en diciembre de 2018. Los magistrados revocaron la decisión del juez de no devolverle la documentación incautada en el registro de su domicilio y apelaron al «derecho incólume» de todas las defensas a acceder a la integridad de las actuaciones que forman parte del sumario y a disponer de ellas sin restricción, a no ser que estén declaradas secretas.

La Audiencia de Madrid obligó al magistrado Serrano-Arnal a juzgar todos los hechos en una misma causa

El magistrado Serrano-Arnal abrió varias líneas separadas a medida que avanzaba la instrucción, pero la Audiencia de Madrid le obligó a juzgar todos los hechos en una misma causa, lo que implicó un retraso añadido. Finalmente, en marzo de 2021 el juez procesó a los acusados y en diciembre del mismo año se les abrió juicio oral.

Fiscalía Anticorrupción pedía 70 años de cárcel al acusarlo de 11 delitos contra la Hacienda Pública

La Fiscalía Anticorrupción pedía 70 años de cárcel para Rato, al acusarlo de 11 delitos contra la Hacienda Pública, uno de blanqueo de capitales (seis años de cárcel), otro de corrupción en los negocios (cuatro años), otro de insolvencia punible (cuatro años) y otro de falsedad documental (tres años), pero el auto de apertura de juicio apuntaba que el exdiputado del PP no será juzgado por esos dos últimos delitos, por lo que Anticorrupción deberá ajustar su petición al final de la vista oral.

DEJA UNA RESPUESTA