«Estos han verificado que no se daban las condiciones, al menos con la información que estaba al alcance de la comunidad educativa, para aseverar que se trataba de un caso de acoso escolar», ha asegurado Rollán en cuanto a los servicios de inspección.

Rollán ha recalcado que además «ese mismo centro, poco antes, en el mes de diciembre, había pasado el test y en ningún caso se había apreciado tal circunstancia», en alusión al test socioescuela.

También ha recordado que «fue el propio centro el que se puso en contacto con la madre al apreciar que durante dos días su hijo había faltado a las clases».

El presidente en funciones ha dicho que «la inspección, que es un órgano absolutamente independiente, ha determinado lo que ha determinado», independientemente de «cualquier información que pueda aparecer a posteriori» de la que la comunidad educativa «nunca fue conocedora».

Según Rollán, «corresponde ya a la Justicia determinar lo que ha podido provocar ese fatal desenlace».


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario