La consejera andaluza de Justicia, Rosa Aguilar, compareció obligada por la oposición ayer por la tarde para hablar de inmigración en una sesión extraordinaria de la comisión de Interior del Parlamento de Andalucía.

 

Aguilar manifestó que la Administración Autonómica había creado 1151 plazas más para acoger a los menores de edad no acompañados que han ido llegando a las costas andaluzas este verano. El Gobierno andaluz pretende que la carga económica de acoger a los inmigrantes que por razones geográficas se produce en la costa, se reparta entre todas las Comunidades Autónomas.

La consejera también situó las políticas de inmigración como políticas de Estado, estructurales, y reclamó así un gran pacto, un gran acuerdo español que permita acudir a la Unión Europea y aportar ideas para esquivar una situación que calificó de “preocupante y bochornosa”.

Hablar de inmigración en la frontera sur es hablar de flujos migratorios, de miles de personas que dejan atrás sus países por la pobreza, el hambre y las desigualdades, personas que no tienen posibilidad de vivir donde han nacido y arriesgan su vida para un futuro. No es un hecho coyuntural. Es un fenómeno estructural que requiere de una perspectiva global. El hecho migratorio exige una respuesta integral y permanente por parte de la UE. Es imprescindible una política migratoria común definida y clara, para que cada país asuma su responsabilidad”, indicó Aguilar.

La consejera quiso añadir que “la respuesta ante un drama humanitario debe ser una respuesta colectiva y coordinada, donde haya corresponsabilidad con los países que somos puerta de entrada. La UE debe ser una. No caben dos europas, la del norte y la del sur. Hasta este momento Europa no está dando las respuestas necesarias, más bien al contrario. Crecen las posturas extremistas y xenófobas en los gobiernos de la UE, que olvidan que hablamos de seres humanos”.

Los acuerdos son imprescindibles y necesarios cuando hablamos de seres humanos”, sentenció Aguilar.

Deja un comentario