Redacción

Rosalía Iglesias, condenada a 15 años por Gürtel, ha abonado en menos de 24 horas la fianza de 200.000 euros que le impuso ayer la Audiencia Nacional para eludir la prisión. La cantidad ha sido depositada esta mañana en conjunto por 18 personas a través de una transferencia, según han informado fuentes de la Audiencia Nacional. Parece que aún tras la condena, la pareja mantiene relaciones con gente pudiente o, en su defecto, le deben muchos favores.

Rosalía Iglesias saldrá en las próximas horas de la cárcel madrileña de Soto del Real, donde también se encuentra desde el pasado lunes su marido, condenado a 33 años y 4 meses de cárcel.

Deberá cumplir, de todas formas, las medidas cautelares que le impuso el tribunal: retirada del pasaporte, prohibición de salir de España sin autorización judicial, comparecencias quincenales y designación de domicilio y de teléfono donde pueda ser localizada. En el caso de no cumplir las citadas medidas, “podrán agravarse las medidas cautelares pudiendo llegar a decretarse la prisión“.

Según la sentencia de Gürtel, Rosalía “tenía capacidad de decisión sobre la disponibilidad de los fondos” que acumulaba en sus cuentas y así lo evidencian tres transferencias de un total de 178.072 euros que hizo a la cuenta Obispado, propiedad del padre del testaferro de Bárcenas, con destino final a otra de las islas Bermudas. Sin embargo, independientemente de la cantidad de dinero que la pareja llega a mover, se consideró que 200.000 euros era suficiente para evitar su entrada en la cárcel por una condena de 15 años.

Deja un comentario