Reporteros Sin Fronteras (RSF) alertó hoy del clima de acoso e intimidación a los periodistas que se vive en las protestas de los “chalecos amarillos” y denunció varias agresiones a profesionales registradas en las protestas de este sábado.

El secretario general de esta organización de defensa de la libertad de prensa, Christophe Deloire, consideró en una entrevista en el canal “BFM TV” que “ayer se cruzó la raya” en las hostilidades hacia los medios de comunicación.

“Estamos ante una situación que ya es muy grave y que amenaza con empeorar”, denunció Deloire.

La enemistad de los “chalecos amarillos” hacia los medios de comunicación ha ido en aumento en cada uno de los nueve sábados de manifestaciones. En algunas ciudades, las protestas se convocaron delante de las sedes de periódicos o televisiones locales.

Sin embargo, ayer se registraron agresiones o tentativas en diferentes puntos del país, como en Ruán (norte), donde un agente de seguridad que acompañaba a un equipo de la televisión “LCI” fue golpeado y pateado por manifestantes, que le rompieron la nariz.

También hubo amenazas o golpes contra periodistas en Toulon, Marsella, Toulouse o Pau, todas ellas en el sur del país.

Deja un comentario