Este lunes, FACUA anunciaba el lanzamiento de una campaña financiada por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para ayudar a los usuarios a reducir sus facturas de telecos, luz, agua y gas.

A través de su página web la organización hace una serie de recomendaciones a los consumidores para adecuar el consumo a sus necesidades reales y favorecer la conservación del medio ambiente y la igualdad social.

FACUA pretende ayudar a los usuarios a reducir sus facturas creando ciertos hábitos para ahorrar agua, ahorrar en iluminación, en calefacción, en las bombonas de butano, en las operadoras de comunicaciones y en las compras online.

En los carteles que se podrán ver en numerosos soportes de mobiliario urbano podrán leerse recomendaciones como: «¿Nunca has mirado qué potencia tienes en tu contrato de electricidad? Por cada kilovatio (kW) contratado pagas más de 50 euros al año. Si crees que con los electrodomésticos que usas a la vez no necesitas tantos como aparecen en tus recibos, redúcelos», «¿Y si estás comprando la bombona de butano equivocada? La bombona más barata es la que tiene el precio regulado por el Gobierno. Este mes de octubre, la de 12,5 kg cuesta 12,09 euros. En ese importe ya está incluida la entrega en tu domicilio», «¿Te suben la tarifa pero tienes firmado un compromiso de permanencia? Cuando te ofrezcan un precio muy bajo los primeros meses, comprueba si tiene truco. ¿Te dejan darte de baja después o el contrato te obliga a quedarte un año?» o «¿Crees que pagas demasiado por tu factura de la luz? Posiblemente tengas una tarifa de mercado libre porque te aseguraron que pagarías menos. Para abaratar tus recibos, contrata la tarifa semirregulada. Se llama Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC).

Pero parece que esta noticia no le ha hecho demasiada gracia al Grupo Parlamentario VOX en Andalucía y así lo expresaba a través de su cuenta oficial de Twitter: «Desde @AndaluciaVOX vamos a exigir al Gobierno de la @AndaluciaJunta explicaciones sobre este asunto. Entendemos que los andaluces se indignen al ver cómo esta asociación, afín al Gobierno socialcomunista, recibe ingentes cantidades de dinero público».

 

El periodista Rubén Sánchez, secretario general de FACUA, también ha decidido dar su opinión a través de dicha red social y ha criticado la indignación de Vox Andalucía con la asociación de consumidores por recibir dinero público cuando el que fuera su candidato a la presidencia de la Junta, Francisco Serrano, está imputado por un delito de fraude de subvenciones por valor de 2,5 millones de euros.

«Enternece leer a Vox Andalucía indignada con que @facua reciba dinero público para ayudar a los consumidores. Su candidato a la presidencia de la Junta está imputado por un delito de fraude en ayudas públicas de 2,5 millones de euros. Son tan cínicos como patéticos…», escribía Sánchez.

El pasado mes de septiembre, la Fiscalía Superior de Andalucía interponía una querella ante el Tribunal superior de Justicia de Andalucía contra Serrano al observar indicios de presunto delito de fraude de subvenciones en relación a la ayuda de 2,5 millones de euros que recibió en 2016 del Ministerio de Industria para la sociedad Bio Wood Niebla.

La sociedad habría falseado el capital del que disponía para poder optar a una subvención para el proyecto de una nueva fábrica que nunca llegó a ejecutarse. Según ha apuntado la Fiscalía, no consta la realización del proyecto comprometido para la fabricación de pellets para la que se solicitó la ayuda ni el reintegro del préstamo.