El diputado Gabriel Rufián mostraba su satisfacción por el nuevo impuesto a las grandes fortunas propuesto por el gobierno:

“Le damos la bienvenida. Como saben es una de nuestras principales reclamaciones desde siempre. Pero sobre todo desde los efectos de la pandemia, de la guerra y todo esto. Damos la bienvenida y lo que nos gustaría, como siempre decimos y lucharemos por ello, es que no sea coyuntural sino estructural, que no sea temporal, que sea algo más, vamos, que sea algo perenne en el tiempo”, señaló Rufián.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha dado más detalles del impuesto a las grandes fortunas que avanzó hace pocos días. Entrará en vigor el 1 de enero de 2023 y sería temporal. La ministra no ha dado más pistas, sólo estas: que se aplicará este impuesto a las grandes fortunas desde el 1 de enero, como hemos dicho y tendrá carácter temporal.

Montero dice que todavía no tiene decidido si irá o no en los Presupuestos Generales del Estado, que lo están viendo y depende del tipo impositivo que elijan, irá incluido o reflejado en los presupuestos o bien por otra fórmula.

Desde el grupo de Unidas Podemos no ocultan su satisfacción al tiempo que reprochan a los socialistas que no aceptaran una propuesta de ellos en ese sentido el pasado mes de junio, y además plantean un pero; ya que creen que la negociación está sólo empezando, porque ellos defienden que ese impuesto a las grandes fortunas deber ser permanente no temporal como ha dicho Montero, algo que Rufian comparte al cien por cien, como hemos visto.

Otros miembros parlamentarios en el gobierno, en concreto desde la oposición, la derecha con el Partido Popular a la cabeza, Vox y Ciudadanos, han lanzado duras y contundentes críticas, mostrando un profundo y rotundo rechazo ante la posibilidad de que se cree ese impuesto a las grandes fortunas.

Cuca Gamarra, del PP, considera que es simplemente una cortina de humo para tapar lo que sucede en estos momentos, en los que lo que realmente necesitan los españoles es una reforma fiscal, sobre todo los más pobres.

Gamarra insiste en una bajada del IVA en los productos básicos, y deflactar el IRPF a las rentas inferiores a los 40 mil euros anuales. Por su parte, Iván Espinosa de los Monteros de VOX, incide en que el gobierno no le puede pedir más esfuerzos a los españoles, ni subir más los impuestos.

DEJA UNA RESPUESTA