Este jueves Gabriel Rufián trataba la tensión vivida en el Congreso desde la tribuna de este: “Hablo con miedo de que entre Tejero con toga”.

Con esta ironía comenzaba Rufián su intervención: “Me tomo muy en serio las palabras de la señora Arrimadas porque la última vez que le habló así a una presidenta de un parlamento fue a nuestra compañera Carmen Forcadell, que acabó en la cárcel”, apostillaba además.

“La única diferencia entre lo que está pasando hoy y lo que pasó hace unos años en Cataluña, que es política, es que nuestra compañera Carmen Forcadell, acabó en la cárcel”, continuaba.

“Si ustedes creen que encarcelando a la gente porque simplemente no les gusta lo que dice o lo que piensa, están muy equivocados”, matizaba.

“Nada de lo que está sucediendo es un chantaje o exigencia del independentismo. Hay dos millones de personas que, de forma recurrente en Catalunya, votan opciones independentistas, guste más o guste menos. Vehicular este anhelo, esta opción política, no es un delito. Y no se le pueden meter a 9 personas 100 años de cárcel por vehicular este deseo”, concluía el diputado catalán.

DEJA UNA RESPUESTA