Rusia acusó hoy a Ucrania de «acciones discriminatorias» por negarse a acreditar a casi una treintena de ciudadanos rusos como miembros de la misión de la OSCE que observará los comicios presidenciales ucranianos del próximo domingo.

«Las acciones discriminatorias de las autoridades ucranianas privan en la práctica a los expertos rusos de la posibilidad de participar en la misión de observación de la Oficina para Instituciones Democráticas y Derechos Humanos (ODIHR)» de la OSCE, señaló en un comunicado el Ministerio de Exteriores ruso.

En estas condiciones, añade el texto, «la Federación de Rusia se ve obligada a desistir del envío de observadores para no exponerlos a persecuciones».

El pasado 7 de febrero la Rada Suprema o parlamento ucraniano prohibió por ley la presencia de observadores rusos en las elecciones presidenciales con el fin de «minimizar los riesgos y las amenazas de injerencia de la Federación Rusa en las elecciones en Ucrania».

«A juzgar por lo que hoy observamos en Ucrania, Kiev claramente tiene algo que ocultar a su población y a la comunidad internacional», señalo Exteriores, que subrayó que Rusia continuará cooperando con la ODHIR y otra estructuras de la OSCE que vigilan la situación de los derechos humanos y la democracia en ese país.