FACUA-Consumidores en Acción denuncia que Ryanair intenta despistar en las redes sociales a los afectados por sus cancelaciones tergiversando el contenido de la legislación europea. La aerolínea está dejando sin respuesta multitud de consultas de pasajeros que preguntan por sus derechos tanto a compensaciones directas como a indemnizaciones si sufren daños económicos o morales. Y cuando contesta, la empresa inventa que los usuarios sólo pueden efectuar “reclamaciones de gastos”.

FACUA advierte de que en las contestaciones a los usuarios que preguntan en las redes por sus derechos, Ryanair omite que si les ha notificado las cancelaciones con no más de dos semanas de antelación, está obligada a abonarles compensaciones de 250 o 400 euros, según se trate de trayectos de hasta 1.500 kilómetros o de mayor distancia, respectivamente -la compañía no opera vuelos con más de 3.500 km, en las que corresponderían 600 euros-. Estas compensaciones no sustituyen, sino que se suman, a las indemnizaciones que deben recibir todos los pasajeros que hayan sufrido perjuicios económicos como consecuencia de los vuelos cancelados.

En la mayoría de sus respuestas, Ryanair viene ofreciendo a los usuarios un enlace a una sección de su web donde omite que tienen derecho a las citadas compensaciones económicas, además del pago de indemnizaciones que cubran la totalidad de los perjuicios económicos causados -los afectados también pueden reclamar daños morales, según reconoce la jurisprudencia europea-.

El reglamento, con una traducción incorrecta

Asimismo, FACUA denuncia que la web de Ryanair incluye un enlace a un fragmento del reglamento europeo del sector aéreo, pero con una traducción incorrecta que induce a error a los pasajeros y les da a entender que no podrán recuperar todo el dinero perdido: noches de hotel, entradas de conciertos, vuelos de conexión…

Así, lo que la versión en castellano del Reglamento Europeo CE 26172004llama “compensación”, Ryanair lo denomina “indemnización”, con lo que lleva a creer a multitud de usuarios que sólo pueden reclamar un máximo de 250 o 400 euros -según el número de kilómetros de los vuelos-, aunque los perjuicios sufridos hayan sido mayores. De hecho, cuando Ryanair contesta en Twitter a preguntas sobre las “compensaciones”, se refiere a ellas como “reclamaciones de gastos”.

FACUA ha pedido a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) del Ministerio de Fomento que sancione de forma contundente a Ryanair por la cancelación masiva de vuelos y también por el incumplimiento de su obligación de informar a los pasajeros de sus derechos, tal y como le impone el reglamento comunitario del sector aéreo.

El reglamento establece en su considerando 20 que las compañías aéreas “deben informar exhaustivamente a los pasajeros de los derechos que les asisten en caso de denegación de embarque y cancelación o gran retraso de los vuelos para que así puedan ejercerlos eficazmente“, algo que Ryanair viene incumpliendo de manera evidente.

Deja un comentario