Este miércoles, los responsables del Hospital Enfermera Isabel Zendal han denunciado  ante la Policía Nacional los presuntos sabotajes que viene sufriendo el centro de forma continuada desde hace días.

Los supuestos actos de «sabotaje» detectados en los pabellones del hospital van desde cables desenchufados, tuberías obstruidas, sistemas de ventilación desconectados, interruptores partidos y robos de piezas, entre otros, según publicaba el diario El Mundo.

Entre los episodios más graves, destaca que un intruso dejó a los médicos sin conexión a los aparatos que miden las constantes vitales de los enfermos de Covid en el módulo A2.

Ayuso acusa al entorno de Más Madrid y Podemos del biocot al Zendal

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado al entorno de Más Madrid de estar detrás de este boicot. La líder regional ha señalado que detrás de los ataques al hospital se encuentran sanitarios y sindicatos «allegados» a la formación de izquierdas, a los que ha acusado directamente de «robar y boicotear» dichas instalaciones.

«El Zendal es objeto de su ira. Fonendos que han desaparecido, hurtos, roturas de puertas… Sus más cercanos lo boicotean día sí día también de forma mezquina». en su acusación, Ayuso también incluye al entorno de Podemos. «No tienen ni pudor ni vergüenza. Es impresentable».

La presidenta madrileña ha acusado además al personal afín a la izquierda madrileña de «robar medicamentos» para que luego aparezca «en sus medios afines al momento» que en el Zendal falta «no se qué medicamento, justo el que han robado».

La respuesta de un enfermero cuando le hablan de "sabotajes" en el Zendal: “Los hay, pero de la Comunidad de Madrid”
La respuesta de un enfermero cuando le hablan de «sabotajes» en el Zendal: “Los hay, pero de la Comunidad de Madrid”

Los sabotajes de la Comunidad de Madrid

El programa «Todo es mentira» ha entrevistado este miércoles a un enfermero y delegado del sindicato Mats, Guillem del Barrio, sobre los supuestos sabotajes en el Zendal en las últimas semanas, unos actos de los que no tienen conocimiento las organizaciones de trabajadores pero que la Comunidad de Madrid también sostiene.

«Sí, a nosotros nos constan varios casos de sabotaje, bastante graves. Los servicios de urgencias de atención primaria llevan cerrados desde el 22 de marzo por orden de la Comunidad de Madrid», comienza diciendo el enfermero.

Y continúa: «La UCI del Hospital Infanta Sofía de 16 camas, desde que empezó el covid hace diez meses, sigue cerrada junto con la torre 4 entera, 4 plantas de ese hospital».

«El Hospital Leonor de Vallecas, cuando Vallecas era el foco de la segunda ola de covid, tenía dos plantas cerradas que siguen cerradas, y una segunda unidad de cuidados intensivos que ahora mismo se usa de trastero para guardar sofás».

«Luego también tenemos profesionales sanitarios que dejan la profesión porque esto es insoportable. Desde luego hay unos sabotajes gravísimos, pero sobre el Hospital Isabel Zendal, que entiendo que es lo que me preguntas originalmente, esto me sorprendió mucho, ya que los trabajadores del hospital que conozco no saben nada»

«Estuve mirando las declaraciones del gerente del hospital de qué es ese sabotaje. Entonces la lista que él menciona de cosas concretas son las siguientes: se han encontrado cables desenchufados pero no afecta a ningún paciente, entonces no sabemos si está desenchufado a lo mejor un radiador, no lo saben. Luego también se han encontrado un cable cortado, uno, y también un váter se ha atascado porque alguien ha tirado dentro un empapador».

«Yo tengo bien claro en qué consiste el sabotaje y también tenemos todos bien claro quién está saboteando qué», zanja.

Risto Mejide le dice que no hay más preguntas, que ya ha dejado todo clarísimo y cree que quien tiene que dar explicaciones ahora es el hospital y también el diario El Mundo por haberse hecho eco de ese presunto sabotaje. «O son los trabajadores, que acabamos de ver que no, o son los enfermos que igual están saboteando el mismo hospital en el que están siendo tratados», finaliza Mejide en todo irónico.