Sacha Baron Cohen, comediante, guionista y director de cine británico, ha arremetido contra los gigantes sociales Facebook, Twitter, YouTube y Google, afirmando que son «la mayor máquina de propaganda de la historia», que promueve el odio y la violencia en la sociedad.

En el marco de su discurso de apertura de la gala de la Liga Anti-Difamación, que tuvo lugar en Nueva York (EE.UU.) la noche de este 21 de noviembre, indicó: «Piénsenlo. Facebook, YouTube y Google, Twitter y otros: llegan a miles de millones de personas. Los algoritmos de los que dependen estas plataformas amplifican deliberadamente el tipo de contenido que mantiene a los usuarios interesados: historias que atraen nuestros instintos más bajos y que provocan indignación y miedo».

El actor que interpretó a Borat o Bruno, practicante del judaismo, cargó en especial con Facebook: «Si uno les paga, Facebook publicará cualquier anuncio ‘político’ que desee, incluso si es una mentira. E incluso le ayudarán a microorientar esas mentiras a sus usuarios para obtener el máximo efecto».

«Bajo esta lógica retorcida, si Facebook hubiera existido en la década de 1930, le habría permitido a Hitler publicar anuncios de 30 segundos de su ‘solución’ al ‘problema judío'», ha declarado en referencia al Holocausto.

Cohen ha criticado a los gigantes de Internet por no actuar en contra de sus usuarios que niegan el Holocausto: «Todavía hay negacionistas del Holocausto en Facebook, y Google aún lleva a los sitios web donde se niega el Holocausto. En Internet todo puede parecer igualmente legítimo».

El actor ha llamado a finalizar estas prácticas y a Facebook a comenzar a verificar los anuncios políticos antes de ejecutarlos, detener «las mentiras microdirigidas de inmediato, y cuando los anuncios sean falsos», devolver el dinero y no publicarlos.