Este miércoles ha partido un nuevo barco desde el puerto de Santander cargado de armamento con destino a Arabia Saudí. El navío ha partido con varios contenedores con munición y explosivos con destino al régimen saudí.

Civiles yemeníes se organizan tras un ataque de Arabia.

La nueva venta partió 48 horas después de que el Gobierno anunciara la paralización de la venta de 400 bombas de precisión a la monarquía saudí.

Pese a las noticias de paralización de negociaciones con Arabia, las cifras indican que España es hoy por hoy el tercer principal exportador de armas al régimen saudí, ya que entre 2015 y 2017, este negocio ha reportado 932 millones de euros de facturación. Las 400 bombas de precisión paralizadas por el gobierno tienen un valor de 9,2 millones, lo que equivale a algo menos del 1% del total.

El Gobierno está a tiempo de pararlo todo y detener la matanza de civiles en Yemen. Xiana Méndez, la secretaria de Estado de Comercio, comparecerá este viernes ante la comisión de Defensa del Congreso, donde tendrá la oportunidad de aclarar la postura española en este tema.

Deja un comentario