Tras años de lucha contra la desvirtuación del recinto como centro museístico de estudio y divulgación de la prehistoria y haber conseguido logros importantes como el control de las pinturas que atesora el monumento o la limitación de visitas tras sus reiteradas solicitudes al organismo provincial, la asociación considera fundamental que, de una vez por todas, la instalación pase a manos de un equipo independiente y profesional que pueda poner en valor el monumento.

Instalaciones del centro arqueológico / Salvemos Cabana

La entidad considera que los jornadas divulgativas «A luz da Ciencia» son un avance en la buena dirección, si bien es necesario consolidar una serie de actuaciones desde la Diputación de A Coruña que permitan convertir esta instalación en lo que debería ser, un centro arqueológico de referencia no sujeto a intereses políticos o partidistas.

Por desgracia, desde la musealización del recinto y la construcción y preparación del complejo que rodea al monumento, hasta la fecha ha sido utilizado para cualquier tipo de actividad imaginable. Así, se han visto desfilar por la instalación desde jornadas de cocina hasta exposiciones de calceta, venta de cestos, actividades de circo y casi cualquier actividad imaginable, descontextualizando totalmente el carácter arqueológico del monumento.

El caso llegó a tal punto que incluso el diputado provincial del BNG que le dió al PP el control del monumento, Xesús Manuel Soto Vivero, llegó a denunciar poco después el «uso partidista» del mismo por la utilización que José Muíño Domínguez, alcalde de Cabana de Bergantiños, hizo de la instalación para el concurso de ideas «Autovía Costa da Morte. Camiño de Futuro», del que la Diputación, como propietaria del bien arqueológico, no tenía conocimiento alguno y que terminó por convertirse en un acto de propaganda del Partido Popular llegando incluso al pleno de la Diputación a través de una pregunta de Compostela Aberta.

Ese mismo año (2016), la cuestionable gestión cultural del Dolmen llevada a cabo por el Ayuntamiento de Cabana llegó también al Parlamento de Galicia a través de una Proposición no de Ley defendida por el diputado Xabier Ron donde se solicitaba que ante la situación de descontrol existente, la propia Xunta de Galicia se hiciese cargo del control del monumento, propuesta que llegó a ser avalada en medios de comunicación por el vicepresidente de la Diputación coruñesa Xosé Regueira Varela.

Xabier Ron afirmó entonces en sede parlamentaria que «hay evidencias» de que los convenios que actualmente teje la Diputación Provincial con el Ayuntamiento de Cabana de Bergantiños «no son los más apropiados» y puso como ejemplo los desperfectos en la réplica del megalito o neodolmen, en la que se invirtieron más de 83.000 euros en 2012 y ante la falta de control municipal sufrió un grave deterioro «inadmisible si se hubiese hecho de manera apropiada la supervisión de las visitas«, apuntando que el consistorio «no gestionó bien el centro y de la forma más respetuosa con el patrimonio cultural«, incumpliendo de esta forma el convenio de protección del monumento firmado con la Diputación coruñesa.

Por eso, valoró el diputado, «un Bien de Interés Cultural de incomparable belleza patrimonial como es el Dolmen de Dombate debe pertenecer a la Xunta de Galicia quien, a través de su Dirección Xeral de Patrimonio Cultural, debe salvaguardar, proteger y velar por la integridad del patrimonio cultural gallego«.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA