Dolmen de Dombate

La asociación lamenta el uso que el alcalde de Cabana de Bergantiños, José Muíño Domínguez, está haciendo del centro arqueológico en aras de promocionar su imagen pública en época preelectoral con la instauración de un premio «de quita y pon» que el regidor popular utiliza a conveniencia para «hacerse la foto» en un momento en que su popularidad está bajo mínimos. 

Por otra parte, hay que rechazar la utilización interesada que desde la autoridad municipal se ha hecho de la visita al monumento del pasado fin de semana del exministro de Cultura César Antonio Muñoz Molina con la entrega del supuesto «premio» instaurado de manera repentina en diciembre de 2015 con el único fin de que el alcalde de Cabana y su asesor de Cultura pudieran mantener el control de la gestión cultural del monumento cuando se anunció la rescisión del convenio, pero que posteriormente «desapareció» sin dejar rastro.

Resulta lamentable que el regidor del PP, que en la última convocatoria electoral bajó 20 puntos porcentuales y a punto estuvo de perder la alcaldía por su apoyo al proyecto de la mina de oro de Corcoesto y el haber dividido a los vecinos, quiera erigirse ahora en el «gran defensor» de la cultura de Cabana cuando este mismo año, tal como reflejan los medios de comunicación, ha sido investigado judicialmente por un presunto delito contra el Patrimonio y mostró públicamente su apoyo sin poner ninguna objección al hormigonado del acceso inferior al Castro de Borneiro autorizado por la Xunta de Galicia, que ha transformado lo que era un idílico paraje en muy buen estado de conservación en la misma parroquia en la que se encuentra el Dolmen de Dombate en una «autopista de cemento» en el acceso a este yacimiento de época castrexa.

LA MASIFICACIÓN TURÍSTICA NO ES UN FUTURO PARA DOMBATE

Como ya se ha comentado de manera reiterada, incluso a nivel parlamentario, urge una gestión profesional del Dolmen de Dombate y una renovación profunda de los planteamientos de los servicios de Cultura y Patrimonio de la Diputación coruñesa, actual propietaria de este Bien de Interés Cultural (BIC), pues aunque Dombate debería ser una referencia en Galicia, no lo consigue debido al objetivo autoimpuesto del «cuantos más visitantes mejor» y la saturación de eventos, pasando por alto que los mejores centros arqueológicos del continente priman siempre la calidad frente a la cantidad, y consideran como un valor fundamental, frente a la vulgarización o las actividades de masas, la contextualización adecuada del patrimonio cultural.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario