El centro, que ha sido un espacio cívico intergeneracional e intercultural en el barrio de El Gancho durante más de 10 años y ha sido utilizado por más de 192.000 personas en los últimos 4 años y ha organizado centenares de actividades abiertas a toda la ciudadanía.

La asociación asegura que el Gobierno de la ciudad quiere construir un centro cívico, pero no reconoce que el CSC Luis Buñuel ya es un centro cívico desde hace años y que el desalojo es una cuestión ideológica. El centro es gestionado por las vecinas del barrio y se ha convertido en un espacio de apoyo mutuo y autocuidado para las personas más vulnerables, que especialmente lo fue durante el confinamiento.

La asociación argumenta que el “modelo del Buñuel” es un proceso de experimentación social, apoyo mutuo e integración radical, imposible de replicar en espacios de gestión municipal. Los centros sociales y espacios vecinales son una realidad en otras ciudades importantes de España y aportan una vida cultural, artística y social alternativa.

Además, el CSC Luis Buñuel es un espacio integrador para las personas que llegan nuevas al barrio y ayuda a crear redes vecinales con los habitantes del barrio y de toda la ciudad.

La asociación ha convocado una rueda de prensa el próximo martes 17 de enero a las 10 horas para presentar las movilizaciones y acciones que tienen programadas con el objetivo de explicar a la ciudadanía su proyecto. También se facilitará un dossier con las cifras de actividades llevadas a cabo en los últimos años y más información sobre el Centro Social Comunitario Luis Buñuel.

CUT INFORMA

CUT se une a la campaña de apoyo en defensa del Centro Social Comunitario Luis Buñuel.

DEJA UNA RESPUESTA