El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, replicó este miércoles a las derechas de PP y Ciudadanos durante la sesión de control. El socialista dijo a Pablo Casado (PP) que “siete años de Gobierno del PP implican mucho destrozo”, por lo que su Gobierno tiene la firme intención de seguir trabajando por “ampliar derechos y libertades” y por “defender la convivencia y la Constitución”, porque “queda mucho por hacer”.

Sánchez sugirió a Casado que se ubique en el centro derecha y no en el extremismo que caracteriza a algunos de sus planteamientos, como la apelación del conservador a la supuesta necesidad de aplicar un “155 perpetuo” en Cataluña, lo que implica romper el “consenso” de la diversidad territorial. “Defienda el Estado de las autonomías. No plantee un discurso amenazador para las comunidades autónomas y para los españoles”, le dijo Sánchez.

Posteriormente, en respuesta a Rivera, que se interesó por los presupuestos y por la futura reforma fiscal, Sánchez subrayó que las previsiones macroeconómicas de su Gobierno coinciden con las de los organismos internacionales y de la Comisión Europea, por lo que no habrá problema alguno para cumplir los compromisos del pacto de estabilidad al tiempo que se recuperan derechos y libertades y se revierten recortes impuestos por PP y Ciudadanos.