El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anima a los ciudadanos a que este sábado se sumen a la Hora del Planeta, un gesto simbólico para llamar la atención sobre el cambio climático y que se traduce en apagar la luz una hora, entre las ocho y media y las nueve y media de la noche.

En un vídeo de algo más de un minuto difundido a través de Twitter, Sánchez subraya que es un «gesto sencillo» que, un año más, pueden hacer todos los ciudadanos para tomar conciencia de que «urge frenar el cambio climático».

El presidente reconoce que no es un hecho futuro, «el cambio climático ya es presente» y «mirar hacia otro lado no es nunca una nueva opción. Nunca debió serlo, menos aún en países tan vulnerables como España».

«Proteger nuestro planeta es proteger a las personas», subraya Sánchez, que incide en que los más jóvenes «nos lo recuerdan cada semana con otra iniciativa, los viernes por el futuro».

Sánchez insiste, en el vídeo, en que las administraciones públicas tiene las responsabilidad de asegurar ese futuro «y encabezar la transición hacia un modelo económico y social respetuoso y sostenible con el planeta».

El vídeo está enlazado en un tuit en el que Sánchez reitera que hay «un gran reto que afrontar» y este «es el momento de empezar a actuar».

«Los Gobiernos, la ciudadanía, las empresas, todos y todas, debemos trabajar juntos para lograr un mundo más respetuoso con la naturaleza», añade.

DEJA UNA RESPUESTA