El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, anunció este martes que el Consejo de Ministros de este viernes, que se celebrará en Barcelona, aprobará una subida del 2,25% en el salario de los funcionarios para 2019. A ese incremento, agregó el líder socialista, podría añadirse una parte variable de un 0,25% ligada a la evolución del PIB, y otro 0,25% más procedente de fondos adicionales.

Sánchez reconoció la capacidad de acuerdo y la “responsabilidad” de las organizaciones sindicales en esta materia y subrayó el compromiso del Gobierno con el fortalecimiento de la función pública. El presidente hizo el anuncio en el Senado, donde compareció a petición propia para explicar las líneas generales de la acción de su Gobierno, y también, a petición del grupo popular, para hablar de política migratoria.

La comparecencia de Sánchez fue la primera de un presidente en la Cámara alta desde hace más de diez años. El también socialista José Luis Rodríguez Zapatero fue el último presidente que acudió al Senado para rendir cuentas con una comparecencia de este tipo, y lo hizo en 2008. Para el PSOE, la presencia de Sánchez este martes demuestra su “sensibilidad” y su “compromiso con las instituciones”.

El socialista arrancó su discurso sumándose al minuto de silencio para lamentar la muerte de Laura Luelmo, que a falta de que lo confirme la investigación, habría sido víctima de un crimen machista. Además, durante su intervención, afirmó que el Gobierno responderá con “políticas concretas, más feminismo y más igualdad” a quienes “viven de la nostalgia de la España en blanco y negro” y propugnan una “regresión machista”, y también a quienes parecen dispuestos a elegir “involución a cambio de sillones”.