El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este martes que España está liderando las posiciones de defensa de una Política Agraria Común (PAC) “fuerte”, que parte “de la exigencia de que no sean los agricultores y los ganaderos quienes paguen las consecuencias del ‘brexit'”.

En un encuentro con ganaderos en Torrelavega (Cantabria), Sánchez ha apostado, además, por el “diálogo permanente” con los representantes de sector agroalimentario, ha advertido del “riesgo” que el antieuropeísmo supone para el mundo rural español y ha reclamado una PAC “ambiciosa y realista”, que preserve su presupuesto actual.

“La respuesta a los retos de la orientación futura de la Política Agraria Común nunca puede ser la ruptura ni el repliegue nacional, sino más Europa y no menos, con una PAC renovada”, ha afirmado Sánchez en un acto en el Mercado Nacional de Ganados, al que han asistido también el consejero cántabro de Medio Rural, Jesús Oria, y el delegado del Gobierno en Cantabria, Pablo Zuloaga.

En su intervención, el presidente han defendido que para afrontar los desafíos inmediatos del sector primario es fundamental tener en cuenta la política agrícola común, que es la “concreción de lo que significa el proyecto europeo”.

Deja un comentario