“No buscamos poner o quitar gobiernos en Venezuela, queremos democracia y elecciones libres y transparentes en Venezuela”, ha dicho el presidente del Gobierno en una declaración institucional realizada en Moncloa.

Sánchez ha explicado que “Venezuela vive desde hace muchos años una gravísima crisis económica, política y social” y ha destacado que “en todo momento España ha liderado la posición de la UE” respecto a ese país.

Sánchez ya trasladó a Guaidó el jueves, por medio de una llamada telefónica realizada en un receso del Foro de Davos, el “coraje” que está demostrando como presidente de la Asamblea Nacional.

El pasado miércoles 23 de enero Juan Guaidó se declaró a sí mismo presidente de Venezuela al considerar ilegítimo el nuevo mandato de seis años asumido por Nicolás Maduro el 10 de enero y ser él la siguiente autoridad constitucional del país. Guaidó ha sido reconocido por Estados Unidos, Colombia y Brasil, entre otros países.

Este viernes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró que el Gobierno ha propuesto a sus socios de la UE que exija al “régimen” venezolano la convocatoria de elecciones con un “plazo temporal” y que, si no lo cumple, se plantee otras medidas como “el reconocimiento del presidente interino, para que sea la Asamblea quien convoque las elecciones”.

Nicolás Maduro respondió a la exigencia formulada Borrell diciendo que lo que debe hacer España es convocar elecciones ya que Pedro Sánchez no fue elegido en las urnas, y acusó al presidente del Gobierno de repetir el guión de José María Aznar e incluso situarse a la derecha.

((Habrá ampliación))

Deja un comentario