La polémica de Naim Darrechi, el ‘tiktoker’ mallorquín que confesó mentir a las chicas diciendo que era estéril para poder practicar sexo sin preservativo, sigue dando que hablar. Aunque Darrechi pidió disculpas en sus redes sociales, se siguen sucediendo las críticas contra él por sus irresponsables declaraciones.

La ministra de Igualdad Irene Montero aseguraba a través de su perfil de Twitter, que pondría el caso en manos de la Fiscalía: «Quitarse el preservativo o eyacular dentro sin consentimiento es hoy abuso sexual y la Ley #SoloSíesSí lo reconocerá como agresión. Presumir ante 26mill de seguidores de algo así refleja la urgencia de poner el consentimiento en el centro. Lo pondremos en conocimiento de la Fiscalía». También el IBdona, el Instituto Balear de la Mujer, está estudiando qué acciones pueden emprender en este caso.

El polémico escritor Fernando Sánchez Dragó se ha dirigido en un tuit directamente a la ministra de Igualdad criticando sus palabras: «Me he acostado, doña Irene, con muchas mujeres de las llamadas decentes y ninguna, jamás, me ha pedido que me pusiera un condón. Que eyaculara fuera, sí, y lo he hecho. Eso se llama respeto. Déjelas y déjenos en paz. Métase en sus asuntos y no en nuestras alcobas. Buenos días.».

Además, Dragó ha querido hacer una comparación de los hábitos sexuales actuales con los de tiempos pasados y ha escrito en otro tuit: «No sé si contra Franco vivíamos mejor, como se decía en los años de la Transición, pero es seguro que antes de la inicua Ley de Violencia de Género los, las y les españoles follábamos mejor».

Naim Darrechi pasa la pelota al Gobierno

Darrechi lejos de responsabilizarse de sus acciones ha arremetido contra el Gobierno echándoles la culpa: «Quiero que esto marque un antes y un después, de verdad. La gente se pregunta: ¿Pero cómo este chico puede tener 26 millones de seguidores y 19 años? Pues es así, chavales y ¿qué hay que hacer? ¿Señalarme a mi o señalar a la gente que no nos hace caso del Gobierno?. Si nos usáis para conseguir votos, al menos apoyar a la comunidad, que haya un comité de influencers, que se regulen las cosas, que hayan unas normas, como las hay en la tele, en el periódico y en la radio», ha comenzado diciendo en las historias de su cuenta de Instagram.

Y ha continuado: «Bueno, pues hay temas a los cuales los políticos siempre tienen que actuar. Siempre. Y si os fijáis yo he tocado alguno de esos temas, ya sea el aborto, ahora hablo de esto… La ministra de Igualdad pues claro que tiene que hablar entonces. ¿Y si yo he hecho todo esto para que tengáis mi atención y deciros de una vez que nos ayudéis?

«La comunidad no puede no tener apoyo. Somos un medio muy grande y necesitamos asesoramiento, necesitamos que se estudie esto, necesitamos que de una vez os deis cuenta que esta es la comunicación del mañana, no la tele».

«Fomentar el odio no es una buena manera de ahora solucionar las cosas. Me gustaría que se propongan soluciones y se arregle el problema de verdad. Y ya os digo que el problema en este caso sí soy yo, pero el problema real real real de todo es que ahora mismo cualquier persona sin mucho estudio si consigue seguidores es un medio de comunicación muy importante y tiene que estar bien asesorado porque depende la mentalidad de los chavales de esa persona, de un conjunto de personas de este país. Entonces, toca hacer algo».

DEJA UNA RESPUESTA