El jefe del Ejecutivo y candidato a la reelección por el PSOE, Pedro Sánchez, ha garantizado hoy que «la independencia no se va a producir», no sólo porque no sea constitucional o porque la comunidad internacional no la reconozca, sino porque «los propios catalanes» no la quieren.

«Cataluña lo que quiere es la convivencia, que dejen de mentir, que sean valientes y les digan a los catalanes ‘os hemos engañado, queremos volver a la senda constitucional y estatutaria, reforzar el autogobierno'», ha subrayado en un acto en Tarragona junto a los principales candidatos electorales del PSC.

Sánchez ha asegurado que el PSOE siempre va a defender la ley y el diálogo y ha acusado «a separatistas y separadores» de rechazar el debate porque «viven del conflicto y de la crisis y quieren enquistar el conflicto y la crisis».

Frente a los polos del independentismo y la derecha, ha llamado a los catalanes a aprovechar la oportunidad de las urnas para lograr un futuro de convivencia, cohesión y progreso.

Ha defendido de forma expresa de las críticas de la derecha al primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y ha asegurado que «tendrían que saber lo que hizo por Cataluña y por España, muchas cosas», cuando el independentismo optó por la ruptura unilateral del orden constitucional.

«Gracias Miquel por tu compromiso con Cataluña y con España», ha subrayado el presidente del Gobierno, quien ha elogiado también la actitud de muchos alcaldes socialistas en aquellos duros momentos y su resistencia frente a los impulsos recentralizadores de unos y las pulsiones independentistas de otros.

Ha destacado en concreto la actitud del candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, al defender el Estatuto, la convivencia, la Constitución y las instituciones frente a esas «pulsiones de quiebra unilateral de esa convivencia» que llevaron al PSC a salir del Ayuntamiento de la capital catalana.