El jefe del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha hecho este domingo un llamamiento a los partidos para «dejar atrás la dialéctica electoral» a partir de mañana y contribuir a que en España haya «un horizonte de estabilidad» en los distintos gobiernos.

Sánchez ha hecho estas declaraciones tras votar, acompañado de su esposa, Begoña Gómez, en el Centro Cultural Volturno de Pozuelo de Alarcón (Madrid), media hora después de la apertura de los colegios electorales.

En «un día importante» para España, el presidente del Ejecutivo ha animado a la participación y a la movilización al ser mucho lo que hay en juego.

«Participación, avance y estabilidad», ha resumido el secretario general del PSOE para resumir la jornada que pone fin a «un ciclo electoral muy intenso».

Ha extendido este ánimo al conjunto de fuerzas políticas para que después de las elecciones, «se abra un horizonte de estabilidad política para los próximos cuatro años» en los municipios, en las comunidades autónomas y en el Gobierno con el fin de «abordar los avances y transformaciones que necesitan el país».

«En el día de mañana es importante que todas las fuerzas dejemos atrás la dialéctica electoral y pensemos en un horizonte en el que contribuyamos todos a la gobernabilidad», ha subrayado Sánchez, que ha sido el primero de los líderes de los grandes partidos en votar.

Según Sánchez, en la jornada de hoy se decide si se quiere «seguir avanzando en justicia social, en convivencia y en regeneración democrática».

También ha destacado la importancia de los comicios de hoy para «definir el horizonte de bienestar y de progreso» de los municipios, de las comunidades y de Europa.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario