El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, priorizará las grandes ciudades en la recta final de la campaña electoral por ser los sitios en los que más voto se puede movilizar, han informado a Europa Press fuentes socialistas.

Sánchez cerrará la campaña el viernes 26 de abril con dos actos en Valencia y Madrid, tal y como harán también los líderes del PP, Pablo Casado, y Ciudadanos, Albert Rivera, dado que el 28 de abril además de las generales se celebrarán las autonómicas en la Comunidad Valenciana.

Esta coincidencia de citas electorales propiciará que Sánchez viaje también en otras dos ocasiones a este territorio, en concreto a Castellón en el arranque y a Alicante en el ecuador de la campaña.

Pese a que en un primer momento el PSOE, al que todas las encuestas sitúan como la fuerza más votada, contempló bajar la intensidad de la campaña durante los días festivos de la Semana Santa, finalmente no será así y Sánchez no renunciará a programar actos en esos días.

A diferencia de Casado, que prevé asistir el Jueves Santo a procesiones en Sevilla y Málaga, ciudades donde la Semana Santa se vive con pasión y cuyas procesiones tienen el reconocimiento de Interés Turístico Internacional, Sánchez centrará su agenda entre el Miércoles Santo y el Domingo de Resurrección en tres comunidades donde esta festividad no está tan arraigada: Cataluña, País Vasco y Comunidad Valenciana.

La campaña de Sánchez arrancará en la noche del 11 al 12 de abril con un acto en Dos Hermanas (Sevilla), precisamente donde anunció que se presentaría a las primarias para recuperar la Secretaría General del PSOE.

30 PROVINCIAS EN UNA INTENSA PRECAMPAÑA

En cualquier caso, Sánchez iniciará la campaña electoral habiendo visitado una treintena de provincias –en su gran mayoría, capitales de provincia de tamaño medio– desde que anunció la convocatoria de elecciones anticipadas.

Aunque Sánchez no ha confirmado todavía su participación en ningún debate electoral, el comité que coordina su campaña no ve con malos ojos la oferta hecha por Atresmedia para organizar un debate ‘a cinco’, con los candidatos de PP, Pablo Casado; Unidas Podemos (Pablo Iglesias), Ciudadanos (Albert Rivera) y Vox (Santiago Abascal).

Tampoco se ha cerrado la puerta a participar en alguno más. El PP está pendiente de que Sánchez confirme su disposición a batirse en un ‘cara a cara’ con Casado el martes 16.

Además de los debates en los que pueda participar Sánchez, el partido estudia otras ofertas similares con diferentes dirigentes de la cúpula socialista.

Este mismo lunes, el diario digital ‘El Confidencial’ organiza ‘El debate de las políticas influyentes’ que enfrentará a candidatas de las cinco formaciones a las que las encuestas otorgan un mayor apoyo: María Jesús Montero (PSOE), Edurne Uriarte (PP), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Irene Montero (Unidas Podemos) y Rocío Monasterio (Vox).

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario