Pedro Sánchez presentará hoy lunes a la cúpula del PSOE un plan que espera que sea «la base» de un «acuerdo programático» que permita la conformación de un Gobierno programático mediante un pacto con Unidas Podemos, tras la investidura fallida del pasado mes de julio.

Los pensionistas vascos avisan a Sánchez: si repite elecciones «no gobernará» porque su colectivo «no le va a votar»

Este plan consiste en una «propuesta abierta de programa común progresista», compuesta por 300 medidas tras las 24 reuniones que ha mantenido con organizaciones y expertos de la sociedad civil durante este mes de agosto con las que espera reunir los apoyos suficientes que garanticen su investidura.

Este programa se basa en los documentos ‘España avanza’ del PSOE de 18 de julio, ‘Propuestas para retomar el diálogo’ de Unidas Podemos de 20 de agosto y en las propuestas e iniciativas planteadas por las organizaciones y expertos de la sociedad civil con las que Sánchez ha mantenido 24 reuniones durante el mes de agosto.

El documento «asume y hace propias la «mayor parte» de las propuestas realizadas por Unidas Podemos. De este modo, el PSOE cierra la puerta a un gobierno de coalición con Podemos, una fórmula que desdeñan arguyendo que «ese escenario ya está pasado», abocando la investidura de Sánchez al fracaso el pasado mes de julio. El presidente ha apelado a la «generosidad», «responsabilidad» y «altura de miras» del conjunto de fuerzas parlamentarias para «no abocar» a España a una nueva convocatoria electoral.

Relacionadas:

Tras reunirse con Sánchez, los colectivos concluyen que la repetición electoral es el escenario más probable

Unidas Podemos advierte al PSOE de que si insiste en un gobierno ‘a la portuguesa’ la investidura «volverá a fracasar»

La mayoría de los votantes del PSOE y de Unidas Podemos rechazan que se repitan las elecciones generales

En esa línea, la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha afirmado que la posibilidad de conformar un Ejecutivo de coalición con Podemos «no está encima de la mesa», «no está vigente», puesto que los «trenes pasan» y la formación liderada por Pablo Iglesias rechazó esta fórmula en julio «so pretexto de que era decorativa».

El plan que presentará Sánchez aborda cuestiones como empleo digno y pensiones justas; feminismo, lucha contra la desigualdad social y calidad democrática; emergencia climática y transición ecológica de la economía; avance científico, tecnológico y transición digital; España abierta a Europa y al mundo; y cohesión territorial: Estado autonómico y lucha contra la despoblación.

Los socialistas se muestran dispuestos a debatir el contenido de su propuesta, que «podrá ser ampliada y mejorada en las conversaciones que se produzcan en las próximas fechas». Sánchez iniciará la semana que viene sus contactos con los partidos nacionalistas y regionalistas para negociar su investidura, unos encuentros que continuarán la semana del 9 de septiembre con los líderes del PP, Cs y Podemos. Todo ello con la mirada puesta en que se conforme, «cuanto antes», un gobierno progresista que aborde «con una mirada social los retos y urgencias que tiene nuestro país».

El Psoe quería pactar con C’S pero prefirió proyectar a la sociedad que deseaba una alianza con Podemos