Tener candidatos al 28-A en prisión preventiva y siendo enjuiciados en el Tribunal Supremo ha llevado a peticiones inéditas en democracia. Los candidatos de Junts per Catalunya Jordi Sànchez, Jordi Turull y Jordi Turull, acusados de rebelión, han solicitado al tribunal que les conceda permisos para salir de prisión y realizar actos de campaña –participar en mitines, entrevistas, grabar anuncios de propaganda electoral o dar ruedas de prensa– fuera de la cárcel o en el propio Supremo durante los recesos del juicio del procés.

La petición ha sido formulada por el abogado de los tres políticos de JxCat, Jordi Pina, después de que el Supremo denegara la libertad provisional a los candidatos este jueves al considerar que sus derechos políticos y de defensa están garantizados aunque estén en prisión y que persiste el riesgo de fuga.

Tras esta negativa, el letrado pide que el tribunal conceda permisos a los tres acusados, que se encuentran en prisión preventiva, «para poder acudir debidamente custodiados si fuera necesario por las fuerzas de seguridad del Estado a los actos de campaña de sus candidaturas, incluidos aquellos debates electorales a los que sean invitados por los medios de comunicación».

Todo ello con el objetivo de que se permita a Sànchez, Rull y Turull –que encabezan las listas de JxCat por Barcelona, Tarragona y Lleida– «intervenir en condiciones de máxima igualdad con los restantes candidatos en la campaña electoral». En su escrito, el abogado argumenta que el derecho de participación política es «indisociable» con la posibilidad de exponer públicamente «las razones» que motivan las candidaturas de sus representados y la «petición del voto al conjunto de los ciudadanos».

En caso de no atender a la petición para salir de la cárcel, los tres encausados solicitan al tribunal que les permitan conceder entrevistas a los medios, grabar «spots» electorales o incluso realizar ruedas de prensa durante la campaña en los recesos del juicio o antes del inicio de las sesiones «desde la propia sede del Tribunal Supremo».