«Para Casado, lo que sube significa bajar», ha subrayado de forma irónica Sánchez desde el centro cultural de El Paso (La Palma), que se ha llenado con 500 personas, más otras 200 que se han quedado fuera. Sánchez se ha burlado de que Casado propusiera «subir el salario mínimo interprofesional a 850 euros. ¡Pero si está en 900!», se ha jactado.

El líder del PSOE no tiene dudas de que esas palabras de Casado no fueron «un desliz» sino un «mensaje». Pero «¡manda narices que el partido de los sobresueldos y los sueldos en b diga que quiere recortar el salario mínimo interprofesional!», ha protestado.

Sánchez también ha arremetido contra el fichaje económico del PP, Daniel Lacalle, que en una entrevista sostuvo que el debate en torno a las pensiones no es la revalorización sino cuánto se recortan.

Como si de un monólogo del Club de la Comedia se tratase, Sánchez ha parodiado las matizaciones hechas por Lacalle tras esas polémicas declaraciones. «En otra vida fue jardinero porque se mete en todos los jardines», ha bromeado antes de advertir de que con el PP en el Gobierno las pensiones, de revalorizarse, volverían al índice del 0,25%, que en realidad supondría una merma en el poder adquisitivo de los pensiones del 20 por ciento de aquí a 20 años.

Y es que Sánchez ha acusado a la derecha de no ver «nunca» el momento de hacer políticas sociales para redistribuir la riqueza, ni en momentos de crisis ni en etapas de recuperación económica. Además de recordar el pasado de corrupción del PP. «La derecha quiere tanto a España que decidió meterse en el bolsillo el dinero de los españoles», ha dicho antes de explicar que precisamente fue la sentencia de la ‘Gürtel’ la que le llevó a presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy.

En cambio, ha presentado a su Gobierno como el que ha desplegado una política «para las personas», con toda una batería de medidas sociales, como la recuperación del subsidio para parados de más de 52 años o el aumento de la prestación por hijo a cargo para familias con escasos recursos, una medida que estima sacará a 80.000 niños de la pobreza y de la que se siente más orgulloso.

A Sánchez le ha teloneado el candidato a la Presidencia del Gobierno de Canarias, Angel Víctor Torres, para quien «no caben dudas» acerca de si la política social que Sánchez ha desplegado en estos 10 meses en el Gobierno debe o no continuar, de si se debe seguir la lucha contra la violencia machista o apostar por la educación y la sanidad pública.

NO VOTAR ES DAR ALAS A LA DERECHA

En una llamada al voto de los abstencionistas, ha alertado de que no votar en estos comicios equivale a «dar alas» a la derecha y se ha comprometido a instaurar en las islas los ‘viernes sociales’ del Gobierno de Sánchez si gana las próximas elecciones autonómicas del 26 de mayo.

El presidente del Cabildo de La Palma y secretario general del partido en esta isla, Anselmo Pestana, ha agradecido a Sánchez su visita a La Palma en plena campaña, lo que no había ocurrido nunca estando el PSOE en La Moncloa.

El candidato al Senado por La Palma, Sergio Matos, que también ha intervenido en el acto, ha advertido a Sánchez que va a ser «una mosca cojonera» para exigir mejoras para su isla, que tiene lugares donde la radio no llega ni tampoco la televisión digital.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario