El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha declinado comentar la «discusión fuerte» que, según desveló su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, mantuvieron ambos por no informarle de los planes del Rey emérito Juan Carlos I de abandonar España, y ha defendido que «hay que ser discreto».

«Cervantes decía que la gracia está en la discreción. Pues eso, hay que ser discreto», ha señalado en una entrevista en La Sexta, al ser preguntado por esa anécdota, que ha enmarcado en la «vida privada».

Preguntado también sobre las aspiraciones de Podemos de trabajar para avanzar hacia una República, Sánchez ha mostrado respeto por la tradición republicana de sus socios de coalición de Unidas Podemos pero ha señalado que, aunque el PSOE también la tiene, en los 70 se comprometió «con el pacto constitucional» en su conjunto.

Las vacaciones de Simón

Sánchez ha defendido que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria, Fernando Simón, haya tenido una segunda semana de vacaciones después de estar «día y noche» trabajando.

«Le he visto estar día y noche trabajando, de lunes a domingo. El ejemplo del doctor Simón como servidor público es encomiable», ha asegurado Sánchez en una entrevista en ‘La Sexta Noche’,

En este sentido, ha incidido en que el experto tiene el derecho reconocido por ley para coger esta semana de vacaciones. «Yo defiendo ese derecho a cogerse una semana de oxígeno, de descanso», ha concretado.

«España ha tenido la enorme fortuna de tener una persona del conocimiento y la calidad humana del doctor Simón al frente del CCAES», ha señalado Sánchez.