En una entrevista en El Periódico recogida por Europa Press, Sánchez ha afirmado que el independentismo «sobre todo sus elementos más ultras, viven mejor con el PP en el Gobierno», y ha tildado a la derecha de desleal por utilizar el conflicto catalán como elemento de confrontación con el Gobierno, en sus palabras.

Sobre el 155, Sánchez ha avisado que «si la Generalitat vuelve a la unilateralidad, el Gobierno de España actuará con serenidad, calma y proporcionalidad», aunque ha defendido que su Ejecutivo no quiere un 155 permanente, sino todo lo contrario.

El presidente del Gobierno ha sostenido que aspira «a gobernar en solitario y a tener una mayoría parlamentaria que lo permita», y ha considerado que lo más importante es tener un gobierno fuerte y estable como resultado de las próximas elecciones.

Preguntado por las pensiones, Sánchez ha defendido que con el PSOE están garantizadas, pero ha advertido: «Con el PP ya lo veremos», tras lo que les ha acusado de defender un sistema de capitalización para las pensiones, y ha asegurado que eso equivale a una ruptura del Pacto de Toledo.

Ha criticado también a Cs por haber apostado «por poner un cordón sanitario a la socialdemocracia y abrazar a la ultraderecha», en referencia al pacto de investidura para la Junta de Andalucía.

«Nos debemos preguntar si realmente Cs ha sido durante este tiempo un partido de centro liberal o una fuerza de derecha pura y dura. A mi parecer, es más eso segundo que no lo primero», ha afirmado el presidente.