También ha avanzado que si logra de nuevo ser presidente del Ejecutivo central tras los comicios generales del mes de abril, se van a destinar las inversiones necesarias para mejorar la movilidad en la región, con especial mención al Plan de Cercanías Madrid.

Así lo ha apuntado durante un acto celebrado en el Teatro Goya de Madrid para arropar a los dos candidatos del partido a la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital, los independientes Ángel Gabilondo y Pepu Hernández, respectivamente.

En su intervención ha aludido a los diversas medidas impulsadas por su Ejecutivo para aumentar la igualdad y la equidad entre los ciudadanos, iniciativas impulsadas con tan solo 84 diputados en el Congreso. Por ello, ha trasladado al auditorio que se imaginaran lo que podría hacer un Gobierno socialista con una amplia mayoría tras los comicios.

Además, Sánchez ha subrayado que en Madrid su partido quiere «demostrar lo mismo que ha hecho en el Gobierno de España» y que «otra Madrid es posible» de la mano del PSOE. «Veo el panorama, con una derecha partida en tres, veo la otra izquierda hecha añicos y pienso que somos los únicos, con Ángel y Pepu, que podemos garantizar la estabilidad, el sentido común, el progreso y un proyecto político» para mejorar la vida de los madrileños», ha apostillado.

El candidato socialista a la Presidencia del Gobierno central ha apuntado que, si gana los comicios y revalida su cargo, los recursos económicos para potenciar la movilidad en el transporte público van a estar «al servicio» de los ciudadanos, haciendo referencia al Plan de Cercanías en los presupuestos que elaborará su Gobierno.

También ha comentado que la España que quiere el PSOE «tiene muchas plazas, no solo Colón», y que éstas son las avenidas y plazas que se pudieron ver durante la movilización feminista del 8 de marzo.

Aparte, ha enfatizado que algunos quieren reducir la política a la «vetocracia» y que en los comicios generales de baril quieren un país de «de progreso y de todos», no el de «unos pocos a costa de la mayoría». Por tanto, en estas elecciones España se juega «avanzar o retroceder 40 años» y ha apelado a la movilización para fomentar una gran participación en los comicios.

DEJA UNA RESPUESTA