El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, consideró este miércoles «razonable» que el líder del PP, Pablo Casado, «matice» sus palabras sobre el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) porque sería «la primera vez en democracia» que un partido pide bajarlo en lugar de subirlo.

Sánchez replicó a Casado por reprochar al Gobierno no llegar a acuerdos con la patronal, porque según subrayó en estos meses se han tomado importantes medidas consensuadas tanto con los sindicatos como con los empresarios.

A su llegada a la reunión del Consejo Europeo, el jefe del Ejecutivo aludió así en declaraciones a los periodistas a la polémica que ha vivido Casado tras hablar del SMI en una entrevista en la emisora de radio Onda Cero esta mañana.

Al ser preguntado en dicha entrevista si «deshará» la subida del SMI, Casado ha respondido: «lo que haré es cumplir (…) la negociación a la que llegó el Gobierno con patronal y sindicatos a 850 en el año 2020 y, además, respetando la subida que ya hicimos el año pasado de un 4 por ciento y el anterior un 8 por ciento».

Después, negó que su intención sea bajar el SMI y calificó de «fake news» las informaciones que interpretaron eso de sus palabras y subrayó que cuando llegue al Gobierno lo que hará será sentarse con patronal y sindicatos, «que es lo que debería haber hecho Sánchez».

En su réplica, Pedro Sánchez dijo esta tarde en Bruselas que hay que recordar que su Gobierno ha llegado en estos meses a acuerdos con sindicatos y patronal en cuestiones «muy esenciales e importantes para el mercado de trabajo» como el plan de empleo digno, que ha sacado de la precariedad a 61.000 trabajadores.

Sánchez rehusó contestar a una pregunta sobre los debates en los que va a participar en la campaña electoral que comienza el viernes.

«Eso es otra cuestión que tocará cuando toque, ahora estamos en Bruselas para un tema muy importante», dijo.

DEJA UNA RESPUESTA