Este lunes, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunió con el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, para abordar los retos laborales clave de la legislatura. El encuentro, realizado en la sede socialista de Ferraz, se centró en el estado del diálogo social y en la propuesta de reducción de la jornada laboral, una medida destacada del Gobierno para disminuir el tiempo dedicado al trabajo.

Álvarez subrayó la importancia de reducir la jornada laboral en España después de 40 años, proponiendo reducir a 37,5 horas semanales. Ambos líderes coincidieron en que el consenso con la patronal es esencial para llevar a cabo esta reforma. Destacaron la necesidad de alcanzar un acuerdo con la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) para implementar con éxito la propuesta.

A pesar de las dificultades esperadas en las negociaciones con los empresarios, Álvarez expresó confianza y señaló: «Creo que todos somos conscientes de que ninguno de los temas que hemos puesto en marcha en los últimos años no se ha hecho con dificultades en diferentes momentos, en diferentes ministerios, pero sobre todo por parte de la contraparte».

Sánchez y Álvarez buscan consenso para reducir la jornada laboral
Sánchez y Álvarez buscan consenso para reducir la jornada laboral

La reunión no se centró exclusivamente en la reducción de la jornada laboral; también se abordaron temas como la tensión en el diálogo social y la gestión de los fondos europeos. Ambas partes acordaron mantener reuniones al menos una vez al año y establecer grupos de trabajo nacionales y autonómicos para abordar diversos temas, como la reconversión industrial y el impacto del cambio climático.

El líder de UGT también destacó la importancia de los fondos europeos, abogando por una Ley de Industria y un posible pacto de política industrial más allá de las líneas partidistas actuales.

Álvarez abordó las recientes tensiones entre los agentes sociales y el Gobierno, derivadas de decisiones tomadas sin consulta en el diálogo social. Reconoció la dureza de la legislatura y destacó la necesidad de trabajar más estrechamente para resolver los problemas del país.

Además de la reducción de la jornada laboral, la reforma del subsidio de desempleo fue otro tema central. Álvarez expresó la necesidad de impulsar esta medida, que fue rechazada en el Congreso por el voto en contra de Podemos. Considera crucial devolverla al Congreso para su posible aprobación.

En resumen, la reunión entre el presidente del Gobierno y el líder de UGT abordó temas laborales clave, destacando la importancia del consenso y la colaboración para abordar los desafíos de la legislatura.

DEJA UNA RESPUESTA