Borrador automático

Enrique Santiago, diputado de Izquierda Unida en el Grupo de Unidas Podemos, ha advertido hoy sobre la “pérdida de eficacia de los rescates” y el “grave empeoramiento de las condiciones de trabajo de los profesionales de Salvamento Marítimo”, situaciones relacionadas entre sí y que sumadas aumentan considerablemente el “peligro” de las personas que necesitan ser rescatas en el mar.

Santiago ha hecho esta valoración en los pasillos del Congreso tras encabezar la reunión mantenida esta mañana por diputados/as de Unidas Podemos con responsables del Comité de Empresa de Salvamento Marítimo, encabezados por su presidente, Ismael Furió. Al encuentro asistieron también la portavoz adjunta del grupo Ione Belarra, así como los/as diputados/as Roser Maestro, Rafa Mayoral y Aina Vidal.

El responsable federal de Justicia e Interior de IU destacó que “hemos analizado principalmente dos situaciones preocupantes”, empezando por “todo lo que tiene que ver con la pérdida de eficacia de los rescates debido a la entrada en funcionamiento del Mando Único dirigido por un oficial de la Guardia Civil y cómo esto puede estar repercutiendo claramente en el descenso de las intervenciones, así como en el peligro para las personas que están en situación de naufragio en pateras en el mar”.

“En segundo lugar -enumeró Santiago-, todo el problema relacionado con las condiciones de trabajo en Salvamento Marítimo, que son realmente preocupantes. Nos parece increíble que un servicio tan fundamental y tan básico para este país, que quizás se confunde y se piensa que está solo para atender a inmigrantes, pero no es así porque atiende también a la flota pesquera, de recreo o intervenciones de contaminación marítima, lleve desde el año 2012 sin que se haya contratado a una sola persona, mientras un buen porcentaje de trabajadores está en situación de interinidad, sin que haya reposición de las jubilaciones”.

Enrique Santiago destacó que esto es así “y eso sin hablar de las situaciones de trabajo, con pérdida de poder adquisitivo de los salarios y unas condiciones de vida absolutamente indignas, cuando es un servicio público esencial”.

El también secretario general del PCE indicó que habían escuchado con toda atención esta “exposición de peticiones tan detallada” por parte de los representantes de los trabajadores de Salvamento Marítimo y en los próximos días las traducirán en iniciativas parlamentarias para contribuir a buscar soluciones.

Ismael Furió, por su parte, advirtió sobre la situación de “inestabilidad laboral” que arrastran desde 2012, con “la flota completa declarada como a extinguir y sin que exista reposición alguna de las unidades”.

Explicó que “a día de hoy vivimos una situación de mínimos, pese a la enorme carga de trabajo que se está viviendo tanto en Alborán como en el Estrecho”, lo que la convierte en algo “insostenible”.

Detalló, además, que “ahora, con la llegada del Mando Único de la Guardia Civil, todavía se nos está complicando más esta situación. Este es un problema que no solo nos repercute a nosotros como tripulantes, sino que repercute en la seguridad de cientos de miles de personas que pasan por las cubiertas de los barcos de Salvamento Marítimo todos los años”.

Deja un comentario