El ex presidente francés Nicolas Sarkozy ha sido declarado hoy culpable de corrupción y tráfico de influencias. La Fiscalía pidió contra él dos años de prisión firme y que determinará su futuro político y otros dos años de cárcel exentos de cumplimiento.

Sarkozy está acusado de haber intentado obtener informaciones confidenciales de parte de un alto magistrado en otra investigación abierta en 2014 contra él a cambio de conseguirle un puesto en Mónaco. El caso fue descubierto por los investigadores en las escuchas telefónicas intervenidas entre el ex presidente y su abogado, Thierry Herzog, en el marco de una tercera investigación judicial contra él.

El expresidente negó las acusaciones durante la vista mientras sus abogados trataron de invalidar las escuchas telefónicas, a su juicio protegidas por el derecho a la confidencialidad entre un cliente y su abogado, pero la estrategia no funcionó.

La validez de esas pruebas, que el tribunal tendrá que valorar en su sentencia, parece clave para determinar el sentido de su veredicto, que mantendrá pendiente a la clase política francesa, sobre todo a la derecha, todavía muy atenta a la suerte de su último representante en habitar en el Elíseo.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA