• Hasta la fecha y a pesar de que existe stock suficiente, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) niega mascarillas FFP2 a gran parte de la plantilla de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapia argumentando que no son necesarias para muchos procedimientos asistenciales.
  • Desde SATSE Madrid se reitera la necesidad de que la Covid sea reconocida como accidente de trabajo ya que muchos espacios asistenciales no tienen una renovación de aire filtrado y existe una alta posibilidad de contagiarse por contacto con pacientes no detectados.

Hay actuaciones de la Administración sanitaria difíciles de comprender como, por ejemplo, que lleve a cabo una campaña informativa recomendando la vacunación de los profesionales sanitarios frente a la Covid y, sin embargo, niegue a estos mismos las medidas de protección imprescindibles para evitar los contagios, como son las mascarillas de alta y muy alta protección, entre ellas las FFP2 y FFP3.

SATSE Madrid se ha dirigido, tanto a la Consejería de Sanidad como a todas las Gerencias hospitalarias y de Atención Primaria, reclamando que «se realicen todas las actuaciones oportunas a fin de que la protección respiratoria recomendada para los profesionales de la salud en entorno asistencial sea, en todo caso y en todo momento, el nivel más alto de protección para el SARS-CoV-2».

En tal sentido, desde el Sindicato de Enfermería en Madrid se considera imprescindible que «se facilite a los profesionales sanitarios el uso de la mascarilla autofiltrante tipo FFP2 o media máscara provista con filtro contra partículas P2. Y mascarillas FFP3 cuando en el desarrollo de la actividad se realicen procedimientos asistenciales en los que se puedan generar bioaerosoles en concentraciones elevadas». La Consejería ha informado en numerosas ocasione, que tiene stock suficiente de mascarillas FFP2 y FFP3, por lo que desde SATSE no se entiende que éstas sigan almacenadas y no estén a disposición de los profesionales sanitarios que las necesitan.

Desde SATSE Madrid se reclama, igualmente, que se revisen los procedimientos de declaración de Accidente de Trabajo y que la Covid sea considerada como tal, pues en gran parte de los casos no se realiza valoración individualizada y directamente se asume por parte del servicio de Prevención de Riesgos Laborales que se trata de una transmisión comunitaria fuera del centro.

Como argumento para esta petición desde SATSE Madrid se recuerda que los profesionales de Enfermería, Enfermería Especialista y Fisioterapia tienen un elevado riesgo de infección por aerosoles en el ámbito hospitalario y sanitario, «por trabajar en ambientes cerrados, y en muchas ocasiones con deficiente renovación de aire filtrado o del exterior».

Hay que realizar la PCR a todos los ingresos

De igual forma, desde el Sindicato de Enfermería se reclama que es necesario llevar a cabo la prueba de detección de la Covid, ante cualquier tipo de ingreso, «pues teniendo un alto riesgo de diseminación por aerosoles, el ingreso en unidades ‘No Covid’ o la realización de las pruebas diagnósticas en ambientes cerrados sin tener esta información, convierte en riesgo potencial a cualquier paciente, siendo esta causa la más factible de los brotes en centros sanitarios y socio-sanitarios».

Por último desde el Departamento de Salud Laboral del Sindicato de Enfermería en Madrid se insta a la Consejería a que cumpla la normativa actual en materia de prevención de riesgos laborales y que se hagan efectivos los controles en los accesos a los centros sanitarios, principalmente hospitales, «para evitar aglomeraciones, ya que tenemos constancia de que no se están cumpliendo en muchos centros sanitarios las normas que limitan el acceso de acompañantes y familiares a los mismos».

Fuente: SATSE Madrid