El Instituto Nacional de Estadística (INE) dió a conocer hoy que en 2018 se condenó a 453 personas adultas por abusos y agresiones sexuales a menores de 16 años. Save the Children alerta de que se produjo un aumento de más de un 40% en el número de estas sentencias firmes contra niños, niñas y adolescentes en tan solo un año. En 2017 se condenó a 320 personas por abusos y agresiones sexuales por el mismo motivo.

Relacionados:

Save the Children alerta de que en apenas dos años han aumentado un 80 % los delitos sexuales contra menores de edad

Un sacerdote de 91 años de Girona es acusado tras cinco décadas de supuestos abusos a menores

Portugal acaba con la publicidad de galletas, cereales, yogures y batidos de chocolate destinada a los menores

La ONG destaca que este aumento puede darse bien por una mayor concienciación y denuncia de estos casos o por un incremento en el número de casos. Los datos del INE llegan apenas unas semanas después de que la Fiscalía General del Estado diese a conocer que entre 2015 y 2017 se incrementaron un 80% los abusos sexuales a menores de edad.

“Cada vez hay más evidencias de que en España existe un enorme problema de violencia hacia la infancia y, en concreto, de abusos sexuales hacia niños, niñas y adolescentes. Los políticos no pueden seguir mirando hacia otro lado. Entre las primeras medidas del próximo Gobierno de España debe estar la aprobación de la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia”, señala Andrés Conde, director general de Save the Children. La ONG recuerda que el anteproyecto de Ley se aprobó en el último Consejo de Ministros de 2018, pero el adelanto electoral detuvo su tramitación.

Save the Children también apunta a que la mayoría de los abusos sexuales contra la infancia se producen dentro del ámbito familiar, por personas muy cercanas a los menores de edad. Esto impide a muchas víctimas sacar a la luz este grave problema. La organización considera los abusos sexuales contra la los niños y niñas una verdadera lacra en nuestra sociedad. En muchas ocasiones la situación es invisible por la falta de datos: se estima que solo el 15% de los casos de abusos son denunciados.

“Sabemos que cuando los niños y niñas tienen formación e información, y son conscientes de qué conductas son inaceptables, los casos de abuso sexual se reducen hasta la mitad. Necesitamos protocolos de prevención, de detección y de actuación ante casos de violencia sexual, así como que los niños y niñas reciban educación afectivo-sexual en las aulas para que puedan autoprotegerse, como ya sucede en otros países de Europa”, añade Conde.

Save the Children insiste en la importancia de que cualquier tipo de medida enfocada a acabar con la violencia hacia la infancia no suponga una revictimización del niño o la niña que la ha padecido. Para ello, la organización pide que se impulse la implementación en España de las Casas de los Niños. Estas zonas son espacios amigables para la infancia en los que se realiza una atención integral a niños y niñas que han sufrido abuso sexual. Este modelo, popular en otros países europeos, puede triplicar el número de casos en los que la persona agresora es acusada y duplicar las sentencias favorables.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario