Save the Children atiende este verano en sus campamentos y colonias urbanas a más de 2.000 niños y niñas en riesgo de pobreza y exclusión social en España. El director general de la organización, Andrés Conde, ha visitado uno de estos campamentos, ubicado en La Carlota, Córdoba. En este espacio seguro para la infancia, aproximadamente 220 menores recibirán durante el verano al menos una comida completa al día y realizarán excursiones, así como actividades culturales y deportivas junto a otros niños y niñas.

El director general de Save the Children, Andrés Conde, en uno de los campamentos de verano de la organización. ©La Pinza Foto/Save the Children

En total, este año más de 2.000 niños y niñas de Barcelona, Melilla, Sevilla, Cádiz, Madrid, Vitoria y Valencia disfrutarán de los campamentos y colonias urbanas. La ONG lleva más de 20 años realizando estas actividades para proteger y dar las mismas oportunidades a niños y niñas de entre los 3 y los 18 años que están en situación de vulnerabilidad.

“Las familias que sufren cada día la pobreza y la exclusión social tienen graves dificultades para criar a sus hijos e hijas. Muchos menores pasan solos en casa todo el verano mientras sus padres trabajan, sin recibir una alimentación adecuada ni realizar actividades de ocio. Un año más, y gracias a nuestros campamentos, hemos logrado favorecer la inclusión social de estos niños, acompañándoles durante sus vacaciones escolares y trabajando para que no se sientan discriminados respecto al resto de sus compañeros por su situación económica”, afirma Conde.

La pobreza y la exclusión afectan actualmente a un 26,8% de los menores en España; es decir, a 2,1 millones de niños y niñas según la última Encuesta de Condiciones de Vida del INE. Save the Children trabaja en programas en Andalucía, Castilla-La Mancha, Catalunya, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Euskadi que buscan romper el círculo de transmisión de la pobreza de padres y madres a sus hijos a través de la educación.

En total, la organización atiende anualmente a más de 8.000 menores en riesgo de exclusión social y a cerca de 660 familias a través de sus programas de lucha contra la pobreza infantil. La atención consiste en actividades de refuerzo escolar y de ocio y tiempo libre, así como de reparto de material escolar. Los profesionales de Save the Children también facilitan ayuda psicológica y terapia psicosocial a las familias.

*Esta campaña de verano se ha realizado en colaboración con Fundación Bancaria La Caixa en el marco del programa de CaixaProinfancia, programa de atención a la infancia más vulnerable que Save the Children tiene en marcha en varias ciudades españolas.