Ante la falta de acción política para resolver la situación de extrema gravedad que padecen las familias residentes en la Cañada Real Galiana, Save the Children eleva al máximo sus esfuerzos para lograr una respuesta inmediata que evite un drama humanitario en Madrid. La organización urge al Gobierno de España, a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid a que se coordinen para restablecer el suministro eléctrico en aquellas viviendas de familias vulnerables que permanecen sin luz y calefacción, atendiendo de forma prioritaria las necesidades de los niños y las niñas. Asimismo, Save the Children insta a que se ordene la entrada de la Unidad Militar de Emergencia (UME) para facilitar los dispositivos de suministro eléctrico inmediatamente, a la espera de que se pueda restablecerse el servicio de forma definitiva a través de la compañía eléctrica.

Por ello, Save the Children también pide a la Comunidad de Madrid que intervenga para que Naturgy, la empresa privada concesionaria del suministro eléctrico de la Cañada Real, restablezca la distribución de energía en condiciones justas para todas las familias vulnerables.

Con el objetivo de aumentar el apoyo social y la presión ante las administraciones implicadas, la organización acaba de activar una recogida de firmas a través de su web.

Cañada Real

“La falta de suministro eléctrico en la zona desde octubre de 2020, ha creado, en plena bajada de las temperaturas, una situación de desprotección y riesgo que vulnera los derechos fundamentales de la infancia”, asegura Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children. “Nos encontramos ante la antesala de una tragedia si no se actúa ya, es incomprensible que esta crisis siga sin respuesta cuando la emergencia humanitaria es evidente”, añade.

Prohibición de cortes de suministro en Cañada Real

Save the Children viene subrayando la situación de pobreza energética que afecta a un creciente número de familias con niños, niñas y adolescentes a cargo. Para garantizar un acceso digno al suministro energético por parte de todas las familias con hijos e hijas en situación de vulnerabilidad, la organización también pide que se encuentren fórmulas más flexibles de acceso al bono social, vinculándolo a la percepción de ciertas prestaciones o a circunstancias de vulnerabilidad acreditadas en los servicios sociales, así como la prohibición de cortes de suministro.