Borrador automático

Save the Children reitera su preocupación por la política migratoria de la Unión Europea y pide cambios sólidos en su normativa para garantizar la protección de la infancia en migrante que llega por mar al continente de forma irregular.

Esta semana, los ministros y las ministras de Justicia y de Interior se reúnen para discutir la política migratoria de la UE. Save the Children considera que, tras la renovación del Parlamento Europeo y la Comisión Europea, es el momento de una vez por todas acabar con el estancamiento actual y acordar normas para compartir la responsabilidad con respecto a las personas migrantes y refugiadas que llegan a las fronteras de la UE. Asimismo, Save the Children pide que cada uno de los países miembro asuma un profundo compromiso de proteger la vida de quienes ven como una opción arriesgarla en el mar y evitar así un mayor número de muertes de familias enteras que escapan de Libia.

“Si bien hay menos personas migrantes y refugiadas que cruzan el mar Mediterráneo, los datos muestran que, por desgracia, es probable que un mayor número de personas se ahoguen: en 2018, una de cada 14 personas que realizaron el peligroso viaje murió en el mar, mientras que en 2017 fue de una de cada 38 personas. Mientras tanto, siguen persistiendo las disputas y resistencias a permitir que barcos de rescate atraquen en puertos seguros de la UE, a pesar de que en ellos pueda haber números niños y niñas”, asegura Anita Bay Bundegaard, directora de para la Unión Europea de Save the Children.

A medida que las condiciones de seguridad en Libia se deterioran, las personas refugiadas y migrantes encuentran opciones más limitadas: o quedan atrapadas en Libia o escapan por el Mediterráneo o a través del desierto en Níger.

Save the Children apoya a los niños y las niñas migrantes y refugiados en Italia y España. La organización es testigo de la ansiedad, los temores y la desorientación que sufren después de ser detenidos en Libia y experimentar la angustia de estar en medio del mar sin saber qué pasará.

«Las negociaciones sobre qué Estado miembro es responsable de los solicitantes de asilo que llegan a la UE se han estancado durante demasiado tiempo. Pedimos al nuevo Parlamento, a la Comisión y al Consejo que reanuden las negociaciones y acuerden una reforma que ponga los derechos de los niños y las niñas en el centro del debate”, añade Bay Bundegaard.

Save the Children considera que este es el momento para que todos los Estados miembros de la UE lleguen a un acuerdo sostenible para compartir la responsabilidad de las personas solicitantes de asilo, asegurando un equilibrio justo entre los países de primera llegada, como Italia, España, Malta o Grecia, y los países con mayores peticiones de asilo, como Alemania o Suecia.

Los Estados miembros también deben dar prioridad a las vidas de los migrantes y solicitantes de asilo que cruzan el Mediterráneo, entre los cuales hay muchos niños, y cooperar para garantizar el desembarque oportuno y seguro de las personas rescatadas. Save the Children enfatiza que esto debe hacerse de manera coordinada y centrada en la solución entre la Comisión Europea y los Estados miembros de la UE.

Por último, la organización pide a los ministros y las ministras que asisten al Consejo de Justicia e Interior de esta semana que demuestren que quieren sacar a Europa de este estancamiento y priorizar la seguridad y la dignidad de los niños y las niñas.

Deja un comentario