Save the Children expone en su informe «Construyendo una vida mejor» que la desigualdad de género estructural y permanente, incluida la discriminación contra las niñas, sigue siendo un obstáculo para alcanzar un gran número de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Los objetivos destacan que la igualdad de género no solo es un derecho humano fundamental, sino también el fundamento de un mundo pacífico, próspero y sostenible. En pocas palabras, no lograremos abordar los mayores desafíos de desarrollo de nuestra época, en favor de, y junto con, los niños y las niñas más desfavorecidos, sin dar prioridad e invertir en la igualdad de género.

Save the Children insta a los Gobiernos nacionales y donantes a:

• Rendir cuentas a las niñas sobre la aceleración del progreso hacia el cumplimiento de sus derechos, con el fin de acabar con el matrimonio infantil y sus consecuencias, y mejorar la igualdad de género. Esto abarca los compromisos de:

– Acelerar las acciones para abordar el matrimonio infantil a escala nacional, regional e internacional a través de la adopción de mecanismos transparentes de rendición de cuentas.
– Asegurar el desarrollo y la implementación de planes de acción nacionales presupuestados para acabar con el matrimonio infantil y asegurar la participación e involucración significativa de las niñas y los líderes de la comunidad —tanto tradicionales como religiosos— en el desarrollo, la implementación, el monitoreo y la evaluación de estos planes.

• Aumentar la inversión de los donantes y los Gobiernos nacionales para acabar con el matrimonio infantil y minimizar sus consecuencias a través de presupuestos que tengan en cuenta el género en todos los sectores y de financiamiento independiente para mejorar la igualdad de género. Con este propósito, es necesario aumentar los fondos para la provisión y acceso de los servicios de salud sexual y reproductiva e información sobre estos servicios, la protección frente a toda forma de violencia y la educación de calidad y segura para las niñas más desfavorecidas y marginadas.

• Trabajar en conjunto para empoderar a las niñas como agentes de cambio en sus propias vidas y comunidades, y transformar las leyes patriarcales y las normas sociales que permiten y aceptan el matrimonio infantil y otras formas de violencia sexual y de género.

• Desarrollar y mantener una base de datos exhaustiva sobre el matrimonio infantil en contextos humanitarios, con el fin de cubrir las lagunas que dificultan la tarea de abordar de forma plena los factores que conducen al matrimonio infantil y las necesidades de las niñas que ya han contraído matrimonio.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario