El pasado viernes 8 de marzo el Gobierno presentó un Real Decreto-Ley de Medidas Urgentes de Protección Social, entre las que se encontraba el aumento de la prestación por hijo e hija a cargo. Aunque el Real Decreto entra en vigor hoy, su continuidad depende de que sea convalidado o no por la Diputación Permanente del Congreso el próximo miércoles 3 de abril. Ante esta incertidumbre, Save the Children pide a todos los grupos políticos que pongan por delante de intereses electorales el bienestar de los niños y niñas más vulnerables y que ratifiquen esta medida en la Cámara Baja para luchar contra la alta tasa de pobreza infantil que hay en nuestro país.

“España es el tercer país de la UE con mayor tasa de pobreza infantil. En total 630.000 niños y niñas viven en hogares en situación de pobreza severa, con rentas inferiores al 25% de la mediana de ingresos. Estos datos no solo demuestran la poca prioridad que se ha dado a la infancia en la agenda política, sino lo necesario que es un consenso político para sacar adelante medidas contra la pobreza infantil como es el aumento de la prestación por hijo a cargo”, afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

Si la medida entra finalmente en vigor, la prestación subirá de los 291 euros anuales actuales a 341 euros −28,5 euros mensuales− para familias con hijos e hijas en situación de pobreza. Para las que se encuentren en estado de pobreza severa se ampliará hasta los 588 euros al año −49 euros mensuales−.

Save the Children considera que, a pesar de que este decreto está lejos de proponer las cuantías suficientes para contribuir de forma efectiva a la lucha contra la pobreza infantil, se trata de un avance. La organización considera que, si no se aumenta todavía más esta inversión, será muy difícil alcanzar los 100 euros mensuales. Tanto el Gobierno como todos los grupos políticos se comprometieron a finales del pasado año en el Pacto por la Infancia a alcanzar esta cifra en 2022.

Según el informe sobre España de la Comisión Europea publicado el pasado mes de febrero, nuestro país no invierte adecuadamente en las familias con niños y niñas, su gasto social en familia e infancia se mantiene entre los más bajos de la UE y tiene muy bajo el nivel de eficacia en la reducción de la pobreza. En este mismo informe se recoge que solo el 16,4 % de los niños y niñas recibieron en 2017 la prestación por hijo a cargo, es decir, la mitad de los niños y niñas que están en riesgo de pobreza o exclusión.