Al menos 480.000 niños y niñas en la India han sido afectados por las lluvias torrenciales, las inundaciones y los vientos de hasta 205 km por hora traídos por el ciclón Fani, que ha destruido hogares, escuelas e infraestructuras de todo tipo en toda la costa este del país. Hasta 320.000 niños han abandonado sus hogares y se han refugiado en centros de evacuación de emergencia en Odisha y Bengala Occidental en el este de la India.

El personal de Save the Children en la zona tiene conocimiento de que muchas casas de barro han colapsado y los árboles han sido arrancados de raíz. Algunas de las familias más pobres de la región viven en las riberas de los ríos en casas endebles, lo que los hace especialmente vulnerables al aumento del caudal del agua y a la devastación causada por el ciclón.  Los equipos de Save the Children están evaluando la situación en Odisha y Andhra Pradesh para determinar el alcance de los daños y están distribuyendo materiales de construcción para acondicionar viviendas y colegios.

En el estado indio de Bengala Occidental y Bangladesh los equipos de Save the Children están también actuando con la distribución de alimentos, agua, kits de refugio e instalaciones de higiene para los afectados. «Estamos particularmente preocupados por las familias en áreas rurales y por aquellos que viven en la costa. Muchas personas en estas comunidades dependen del buen clima para obtener materias primas, como cultivos y madera, para ganarse la vida y alimentar a sus familias. Sus medios de vida se verán muy afectados por el impacto de la tormenta», alerta Vikas Gora, portavoz de Save the Children India.

En Odisha, Save the Children trabaja en medio millar de escuelas de unas 300 aldeas ayudando en la educación de los niños y preparándolos para afrontar los desastres naturales. En Bengala Occidental, la organización trabaja en 200 aldeas, con dos décadas de experiencia en respuesta de emergencia. En la costa este de la India, Save the Children ha respondido a la situación de ciclones e inundaciones durante más de 40 años, llegando a decenas de niños en peligro.

La organización tiene habilitado en su página web un enlace para recibir donaciones destinadas a paliar los efectos de este ciclón.

Deja un comentario