El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Josep Ramon Bosch, ha dicho este viernes que la entidad quiere crear un «nuevo relato» dirigido «a los catalanoparlantes que han abandonado la idea de España».

Así lo ha dicho en una comparecencia ante los medio durante el transcurso de la asamblea de socios de SCC, de la que Bosch ha dicho que salen «muy reforzados» y de la que nacerá un «programa de máximos muy importante».

«Lo que queremos es crear un nuevo relato aquí en Cataluña, también en catalán, dirigido a los catalanoparlantes que han abandonado la idea de España. Y también defender el principio de legalidad y justicia que aquí en algunos casos parece estar abandonado», ha dicho el presidente de la asociación constitucionalista.

Bosch ha asegurado que en esta reunión SCC ha «discutido muy intensamente un discurso más en catalán» para «hablar a los catalanes de España de forma positiva».

Aunque ha matizado que seguirá defendiendo «los derechos de los castellanoparlantes».

Al ser preguntado sobre la presencia de simbología independentista en las universidades públicas catalanas, Bosch ha pedido su retirada, especialmente en la «Universidad Autónoma de Barcelona, donde hay una presencia de simbología muy agresiva».