Un antiguo barco denominado «Mississippi Willow», que llevaba años atracado en Puerto Marina, en Benalmádena (Málaga), se ha hundido parcialmente al producirse una vía de agua y, aunque carecía de combustible y motor, Capitanía Marítima ha pedido establecer una barrera anticontaminación de forma preventiva.

Esta vistosa embarcación, que funcionó como discoteca, permanecía desde hace mucho tiempo en el recinto y su hundimiento este jueves se desvincula del temporal, han informado desde la Subdelegación del Gobierno en Málaga, que explica que se pidió al Servicio Marítimo de la Guardia Civil restringir el acceso de personas al muelle.

La subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, se ha desplazado hasta el lugar del hundimiento de este «artefacto flotante» y ha precisado que el barco carece de motor y que se ha pedido al propietario que tome precauciones para hacerse responsable del mismo.

También ha comentado que la embarcación llevaba «desde hace muchos años sin uso», pero que como «no entrañaba peligro» no se adoptaron medidas; aunque ahora sí se han establecido en cuanto a asegurar los amarres y que el responsable se haga cargo.

Operarios que han trabajado en la zona consideran que parece que el barco ha tocado ya fondo cuando no había terminado de hundirse totalmente.

DEJA UNA RESPUESTA