Este martes, la ONU ha confirmado el inicio de una operación de máxima importancia en las costas de Yemen. Desde 1988, el petrolero Safer se encuentra varado en la zona, representando una enorme amenaza para todo el ecosistema del Mar Rojo.

En este contexto, se ha dado inicio a la transferencia de «más de un millón de barriles de petróleo» desde el Safer hacia otra embarcación llamada Yemen, previamente conocida como Nautica.

El coordinador humanitario de la ONU para Yemen, David Gressly, ha resaltado que se espera que la transferencia se complete en menos de tres semanas. La noticia fue recibida con gran entusiasmo, ya que supone un hito importante en esta delicada operación.

Se inicia la transferencia de más de un millón de barriles de petróleo de un barco encallado desde 1988 en las costas de Yemen / Imagen: Twitter @DavidGressly
Se inicia la transferencia de más de un millón de barriles de petróleo de un barco encallado desde 1988 en las costas de Yemen / Imagen: Twitter @DavidGressly

David Gressly aseguró que «la transferencia de petróleo al Yemen evitará el peor escenario de un vertido catastrófico en el Mar Rojo». Sin embargo, también enfatizó que «no es el final de la operación». Además, agradeció a donantes, empresas privadas y al público en general por su apoyo financiero que permitió alcanzar este importante avance.

La misión de la ONU en Yemen ha destacado que el Safer ha estado en riesgo de ruptura o explosión durante años, y advierte que un gran derrame desde el buque provocaría una catástrofe ambiental y humanitaria.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, señaló que, ante la falta de otros dispuestos o capaces de llevar a cabo esta tarea, la ONU asumió el riesgo de llevar a cabo esta operación delicada. Explicó que la transferencia de petróleo de barco a barco es un paso crucial para evitar una catástrofe ambiental y humanitaria de proporciones colosales.

El administrador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Achim Steiner, enfatizó la importancia de esta operación para el pueblo de Yemen y para los países y economías que dependen del ecosistema compartido del Mar Rojo. Cada galón de petróleo extraído del Safer disminuye la amenaza de un potencial vertido y sus devastadoras consecuencias.

El plan para trasladar el crudo se aprobó en diciembre de 2021, luego de que varias agencias de Naciones Unidas alertaran sobre la posibilidad de que el Safer pudiera convertirse en el quinto mayor vertido de petróleo en la historia si no se obtenía financiamiento para apoyar la operación.

Los avances en este plan durante las últimas semanas coinciden con las conversaciones entre las autoridades reconocidas internacionalmente y los rebeldes huthis, impulsadas después de que Arabia Saudí e Irán, que apoyan a distintos bandos en el conflicto desatado en 2015, llegaran a un acuerdo para normalizar sus relaciones bilaterales en marzo.

La transferencia de petróleo representa un paso fundamental para preservar el medio ambiente y la vida marina en la región, y es un ejemplo del poder de convocatoria y coordinación de la ONU en situaciones complejas.

DEJA UNA RESPUESTA