domingo, noviembre 28, 2021
Se necesitan 700.000 trabajadores en el sector de la construcción

Se necesitan 700.000 trabajadores en el sector de la construcción

El sector vuelve a estar en tendencia al alza y necesita afrontar el aluvión de obras que se tienen que poner en marcha con fondos europeos en los próximos meses

El mundo de la construcción busca trabajadores. La patronal del gremio ha lanzado un llamamiento para conseguir nueva mano de obra cualificada. En total, se necesitan cerca de 700.000 empleados, sobre todo jóvenes, para un sector que vuelve a estar en tendencia al alza y que necesita afrontar el aluvión de obras que se tienen que poner en marcha con fondos europeos en los próximos meses.

Los cálculos han sido realizados por la Fundación Laboral de la Construcción, una entidad paritaria en la que están presentes tanto la patronal como representantes de la Federación de Industria, Construcción y Agro de UGT (UGT FICA) y de CC OO del Hábitat.

«El año que viene van a llegar 70.000 millones de euros. De ellos, siete de cada 10 euros están ligados, directa o indirectamente, a la construcción. No sólo es vivienda, también son parques eólicos, fotovoltaicos, regeneración del litoral o infraestructuras de telecomunicaciones. Todo eso hay que construirlo y necesitamos gente», ha señalado el presidente de la Confederación Nacional de la Construcción, Pedro Fernández Alén.

Fernández Alen ha hecho un llamamiento no solo a los desempleados sino también a las mujeres y a los jóvenes, ya que la llegada de nuevas tecnologías como el 5G, requerirá de nuevos perfiles en este mundo. La amplia mayoría de los trabajadores de la construcción son hombres, pero la presencia femenina ha crecido ligeramente en los últimos meses.

Se necesitan 700.000 trabajadores en el sector de la construcción
Se necesitan 700.000 trabajadores en el sector de la construcción

Sergio Estela, secretario de construcción y minería de UGT FICA, señala que «hacen falta trabajadores de todos los oficios, albañiles, electricistas, gruistas, capataces, jefes de obra, ingenieros de caminos. No son sólo peones. Por ejemplo, tenemos la rehabilitación de edificios, los materiales aislantes, que no puede instalar cualquiera. Es un trabajo muy especializado».

Tras el confinamiento, el sector de la construcción fue el primero que volvió al trabajo y ahora, tras la pandemia, ha vuelto a retomar la creación de empleo.

En pleno ‘boom’ del ladrillo, en 2008, la construcción llegó a alcanzar los 2,5 millones de trabajadores, una parte de los cuales se puede recuperar, pero no a todos porque una proporción se ha jubilado y otros se han ido a otros sectores, como turismo y hostelería. Algunos han vuelto porque los sueldos son más altos.

El presidente de la CNC destaca que «la edad media del sector es de 46 años, por eso necesitamos atraer a trabajadores jóvenes, sobre todo cuando tenemos un 38% de desempleo juvenil en España».

A finales de 2020, solo el 18% de los empleados en la construcción tenía menos de 35 años, el mismo porcentaje que los mayores de 55 años, mientras en 2008, sólo un 9% de las plantillas de la construcción superaba los 55 años y los menores de 35 eran más del 40%, según el informe anual de la Fundación Laboral de la Construcción.

A la cabeza en accidentabilidad

La construcción sigue a la cabeza de la accidentabilidad en el conjunto de la economía y, aunque se están realizando mejoras en el sector, cursos de formación y visitas de prevención, esto desanima a los futuros trabajadores a pedir empleo en el sector.

La CNC ve positivo el nuevo modelo de Formación Profesional. «Lo que hemos visto de FP tiene buena pinta. La Fundación Laboral de la Construcción tiene un presupuesto de casi 80 millones de euros y tenemos más de 50 centros de formación, queremos llenarlos», indica Fernández Alés. Para esos futuros empleos, «necesitamos cursos breves, para que entren en el mercado pronto y que vayan aumentando su itinerario formativo con el tiempo. Para ser pintor o pintora son 680 horas de formación, con 50 horas podrían entrar al mercado laboral y luego trabajar y formarse en paralelo».

Además el sector ofrece unos sueldos mayores que otras industrias, superando hasta en un 30% el salario mínimo dependiendo de la provincia. Si no se logra captar empleados en España, en último caso, queda la opción de importar trabajadores de otros países.

DEJA UNA RESPUESTA