Byron ‘Reckful’ Bernstein, de 31 años y considerado mejor jugador del mundo de World of Warcraft, además de popular streamer a través de Twitch, ha fallecido a los 31 años de edad. Las causas aún no han sido confirmadas, pero existen sólidos indicios de que ha podido tratarse de un suicidio.

Ha sido la exnovia del gamer la que ha asegurado que Bernstein se ha suicidado. «Alguien a quien amo se suicidó. Desearía haber dicho algo para evitarlo», escribía la joven en su cuenta de Twitter.

Las últimas semanas, Bernstein había compartido mensajes preocupantes acerca de su estado mental, quizá avanzando el fatal desenlace, pues en sus última publicaciones de Twitter había dejado funestos mensajes: «Me siento mal por quienes tienen que lidiar con mi locura. Por favor, entended que en estas situaciones la persona demente no tiene control de sus acciones», escribía en sendos tuits.

Posteriormente, amigos y compañeros han mencionado que Bernstein recibía ataques de trolls de internet y acoso en general en redes sociales, pidiendo ‘kys’ (kill yourself) después de que él le hubiera pedido matrimonio a su novia por twitter.

Bernstein fue líder mundial del World of Warcraft seis temporadas seguidas, y también fue el primer jugador en alcanzar los 3.000 puntos. Tenía cerca de un millón de seguidores en Twitch.