Este martes el sector del metal de Cádiz, con unos 20.000 trabajadores, ha comenzado una huelga indefinida tras no haber alcanzado ningún acuerdo con la Federación de Empresarios del Metal de la provincia (Femca) sobre la actualización de los salarios, que según las empresas no pueden asumir.

En esta primera jornada se han producido barricadas, hogueras y cortes de carreteras para impedir el paso a industrias como Navantia, Dragados o Airbus y los piquetes han provocado los primeros enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes. Las piedras y pelotas de goma han comenzado a volar mientras se eleva la tensión.

La falta de acuerdo para renovar el convenio colectivo ha sido el detonante de esta huelga indefinida. Entre la subida salarial del 2% al 3% que reclaman los sindicatos y la oferta de los empresarios, del 0,5%, la brecha es amplia.

El sector de metal en Cádiz ha comenzado una huelga indefinida con incidentes / Imagen: Lourdes de Vicente
 Imagen: Lourdes de Vicente

“No queremos perder poder adquisitivo. Con los tres días que llevan (con un preludio de dos jornadas de la semana pasada con seguimiento del 100%, según los sindicatos) las empresas ya habrían tenido dinero para pagar el IPC. Además, le damos todo 2022 para pagarlo. El pulso acabará cuando la Federación de Empresarios del Metal de Cádiz (Femca) entre en razones”, señaló Antonio Montoro, secretario general de la Federación de Industria (Fica) de UGT.

Para la Femca, las subida salarial que piden los empleados sumada a la rebaja de cuatro horas de trabajo al año, «conllevaría la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con la de otras provincias que parten de una situación más ventajosa”.

La Femca alega que “la posición sindical es inasumible” y sostiene que un peón en Sevilla cobra 10,55 euros por hora, frente a los 10 euros en Málaga, mientras que «en Cádiz se partiría ya desde 12,16 euros».

Otro de los obstáculos surgido en este convenio es el que ha supuesto la negociación del Plus Penoso, Tóxico y Peligroso, que cobran los trabajadores en función del trabajo que desempeñan.

Apoyo al sector del metal

El alcalde de Cádiz, José María González, apoyó a los trabajadores del metal “porque reivindican su dignidad”. “Las protestas surgen en un contexto de precariedad, en un momento en el que quieren a la Bahía como el chiringuito de Europa, mientras cierran fábricas, exprimen al obrero y sus condiciones laborales”, dijo a través de las redes sociales.

Por su parte, el líder de Más País, Íñigo Errejón, también ha mostrado su apoyo al sector del metal con el siguiente mensaje escrito en su perfil de Twitter: «Al lado de los trabajadores de la huelga del metal: ánimo y a por todas».

DEJA UNA RESPUESTA