Un artículo publicado este sábado por The New York Times informó que la Administración de Donald Trump habría establecido contacto con militares venezolanos para planear un golpe de Estado contra el Nicolás Maduro.

El histórico periódico estadounidense publicó la información basada en una entrevista, en carácter de anonimato, con un excomandante militar venezolano que ha sido “sancionado” por el Gobierno estadounidense.

Washington, según el diario, decidió establecer “un canal clandestino con golpistas en Venezuela“, lo que confirmaría las reiteradas denuncias del presidente Maduro sobre la injerencia del Gobierno estadounidense para tratar de derrocarlo por una vía violenta.

Según The New York Times, una serie de reuniones encubiertas en el extranjero comenzaron el otoño pasado y continuaron este año. En ellas, los oficiales militares dijeron al gobierno estadounidense que representaban a unos cientos de miembros de las fuerzas armadas que se habían agriado con el autoritarismo de Maduro. Los oficiales le pidieron a Estados Unidos que les proporcione radios cifradas, citando la necesidad de comunicarse de forma segura, mientras desarrollaban un plan para instalar un gobierno de transición para administrar el país hasta que pudieran celebrarse las elecciones.

Los funcionarios estadounidenses no proporcionaron el apoyo material, y los planes se deshicieron después de una reciente campaña que condujo al arresto de docenas de los conspiradores y porque uno de los militares que estaba al mando de la operación “está en la lista de sanciones del gobierno estadounidense de funcionarios corruptos en Venezuela“, pero los estadounidenses consideraron que valía la pena correr el riesgo de tener una idea más clara de los planes y los hombres que aspiraban a derrocar a Maduro.

Después de mucha discusión, acordamos que debíamos escuchar lo que tenían que decir“, dijo a The New York Times un alto funcionario de la administración que no estaba autorizado a hablar sobre las conversaciones secretas.

La Casa Blanca, que se negó a responder a preguntas sobre la entrevista del New York Times, dijo en un comunicado que era importante entablar un “diálogo con todos los venezolanos que demuestren un deseo de democracia” para “traer un cambio positivo a un país que ha sufrido tanto bajo el mandato de Maduro“.

Donald Trump ya declaró que Estados Unidos tenía una “opción militar” para Venezuela, una declaración que provocó la condena de los aliados estadounidenses en la región pero alentó a los militares rebeldes venezolanos a llegar a Washington una vez más.

Deja un comentario